Cómo cocinar ostras

Las ostras han sido un lujo en la mesa, un plato muy apreciado, desde tiempos remotos. Los griegos los saborearon, también aparecen nombradas en la biblia y hasta es muy posible que estos mariscos hayan estado presentes en la mesa de algún antiguo faraón. Hoy les contamos cómo cocinar este plato de los reyes, héroes y dioses.

ostras

Imagen elle.es

Fueron los romanos los que comenzaron con la ostricultura, literalmente la cultivación de ostras y el transporte de ostras vivas desde el Mediterráneo al mar del norte.

Tradicionalmente se cocinaban las ostras escabechadas, porque aparte de ser delicioso, era una excelente manera de conservarlas.

Como con las almejas y otros mariscos de este tipo es importante elegir las ostras bien cerradas, y descartar las que no se abran durante la cocción.

Mi forma favorita de preparar las ostras es picar cebolla de verdeo y ponerla por unos minutos en aceite a fuego fuerte. Retirarla del fuego y agregar una cucharada de manteca. Revolver bien. Agregar unas gotas de jugo de limón y unas gotas de tabasco. Poner las ostras en la parrilla para que se abran y cuando lo hagan llenarlas con salsa y servirlas mientras aún esté bien caliente.

Una opción diferente puede ser hacer una salsa de ajo. Poner en una procesadora varios dientes de ajo con aceite de oliva y perejil fresco, agregar sal y pimienta a gusto. Procesar. Abrir las ostras y rellenar con la pasta. Decorar con unas ramitas de perejil.

Anímense a probar este palto maravilloso del que Casanova solía decir era un “estímulo para el cuerpo y para el amor”.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>