-    Escrito por gon

Cupcakes de colores

Un cupcake, también conocido como fairy cake, es una pequeña tarta para una persona, frecuentemente cocinada en un molde similar al empleado para hacer muffins o magdalenas. Es una receta de origen estadounidense, e incluye añadidos como glaseados y virutas.

Cupcakes

Imagen de casamientosonline

Este alimento surge en el siglo XIX. Antes de que surgieran los moldes para hacer muffins, se utilizaban tazones o cazuelas de barro, siendo este el significado de su nombre en inglés (cup significa tazón y cake tarta). También existe otro origen para su nombre, derivado de la forma de medir los ingredientes empleados para su elaboración.

La receta base de un cupcake es similar a la de cualquier otra tarta: mantequilla, azúcar, huevos y harina. La gran mayoría de las recetas para tartas pueden servir, y debido a su reducido tamaño se realizan más rápidamente que cualquier tarta común. Lo más común es que sean elaboradas en moldes, similares a los que se utilizan en la elaboración de los muffins. Servido como un postre, es frecuente en la cocina norteamericana que esté presente en celebraciones de cumpleaños y fiestas infantiles.

Si deseas preparar estos deliciosos cupcakes para un evento especial, he aquí una receta de unos muy originales, coloridos y alegres, cuyo ingrediente principal es la harina de trigo leudante.

Ingredientes

• 250 gramos de manteca
• 250 gramos de azúcar
• Esencia de bergamota
• Esencia de vainilla
• 6 huevos
• 340 gramos de harina de trigo leudante
• 2 bananas
• 2 manzanas
• 1 limón
• Glasé real de 4 claras
• Colorantes vegetales

Elaboración

Mezclar la manteca a punto pomada con el azúcar y los dos tipos de esencias. Incorporar a la mezcla los huevos. Colocar la harina tamizada e integrar cuidadosamente.

Dejar reposar durante media hora en la heladera. Cortar las bananas y las manzanas en pedacitos pequeños y rociar con jugo de limón. En cada molde enmantecado verter una cucharada de la preparación, seguido de las frutas y finalmente otra cucharada de masa.

Precalentar el horno a 200ºC y cocinar durante 15 minutos. Para decorar, colorear el glasé con colorante vegetal.