UP

-     Escrito por gon

¿Cómo hacer merengue?

El merengue es un dulce absolutamente delicioso y fácil de preparar. Os enseñamos cómo hacer merengue en casa con facilidad y cómo incorporarlo en multitud de postres.

Merengues

Imagen Tamorlan

El origen del merengue es incierto pero hay dos historias que se han hecho populares a lo largo de la historia de la gastronomía. Por un lado, cuentan que fue un pastelero italiano que residía en Suiza el que lo inventó sobre el año 1600, teniendo el nombre del merengue su origen en el nombre del pastelero, Meiringen, que poco a poco ha ido adaptándose a cada lengua. Por otra parte, otros cuentan que el primer merengue surgió e una receta alemana que preparó un cocinero para el rey polaco Estanislao I Leszczynski y, el nombre de este dulce provendría de la palabra “Marzynka”.

El merengue es el resultado de batir claras de huevo a punto de nieve y añadirle azúcar (preferiblemente azúcar glasé), también se puede incluir otro tipo de aromas o colorantes para conseguir el aspecto que veis arriba. El resultado es una preparación dulce y ligera que se suele utilizar para la elaboración de bizcochos y magdalenas, como relleno de pastelería, o bien se hornea para obtener pastelitos.

Dependiendo del tipo de cocina que sigáis podréis encontraros merengues con una textura semidura y brillante (cocina italiana) que se consigue horneando a temperatura más alta en menos tiempo, o blanda (cocina francesa) que se consigue horneando a temperatura baja durante mucho más tiempo. El famoso merengue suizo es más firme y brillante que los demás, se prepara al baño maría durante 10 minutos.

Si tenéis que decorar una tarta o algún tipo de postre que queréis que luzca con una textura airosa, la mejor apuesta va a ser el merengue italiano porque es el que mantiene durante mayor tiempo la textura sin bajarse.

Cómo hacer merengue

Antes de que os pongáis a hacer la receta y seguirla paso a paso (fundamental para un buen resultado), os recomendamos que echéis un ojo a este artículo (pincha aquí) para que podáis conocer los mejores trucos para hacer merengue.

Ingredientes para el merengue

  • 3 claras de huevo
  • 3 cucharadas de azúcar

Cómo hacer merengue: pasos

Para obtener un buen merengue es fundamental que al separar las yemas de las claras no nos quede ni la más mínima cantidad de yema, ya que de ser así, al batir las claras éstas no subirían.

También es importante añadir el azúcar cuando las claras hayan subido, ya que si se lo añadimos al principio lo único que conseguiremos es que nos cueste más subir las claras. En nuestro caso, lo hemos puesto todo junto y nos ha llevado más tiempo.

merengue-azucar-claras

Para saber si el merengue está batido correctamente tiene que tener casi la misma consistencia que la nata montada. Si cogemos una cucharada del merengue y volcamos la cuchara y el merengue no se cae por si solo es que está perfecto.

En este momento se le puede añadir algún tipo de aroma como podría ser ralladura de limón, canela molida, coco rallado, almendra molida, etc. o bien colorantes alimentarios para darle tonalidades diferentes. Todo esto se suele hacer si se utiliza como relleno de tartas o pasteles o también si se hacen horneados.

como-hacer-merengue

Para hornear los merengues, primero hay que precalentar el horno a 180 grados.

Seguidamente, en una bandeja de horno con un papel vegetal, iremos colocando el merengue ayudándonos de una manga pastelera formando pequeños montículos separados entre sí por unos 4 cm. aproximadamente.

Una vez el horno esté caliente, lo bajaremos a 100 grados y los dejaremos hornear durante 90 minutos sin abrir el horno en todo este tiempo. Pasado este tiempo abriremos el horno, y dejaremos enfriar los merengues completamente dentro del horno.

Recetas con merengue

Tal como os comentábamos al principio del artículo, el merengue puede presentarse tal cual, como un dulce estupendo, o bien se puede preparar como decoración de una tarta u otro tipo de postre. En este apartado os vamos a hablar de esas recetas en las que se puede utilizar el merengue como un ingrediente más de un postre.

Arroz con leche y merengue

arroz con leche y merengue

Aquí tenéis a una auténtica fan del arroz con leche en todas sus variantes: con nata, sin nata, cremoso o líquido o denso, con canela y sin canela… ¡incluso con merengue!

Esta receta es de Mari y es uno de los mejores arroces con leche que he probado. Por una parte, ya sin adentrarnos en el territorio del sabor, nos encontramos con un arroz con leche que presenta dos texturas muy diferentes, puesto que el merengue aporta esa esponjosidad y esa sensación airosa que se deshace en la boca junto con el sabor de un buen arroz con leche.

Si no lo habéis probado nunca, os lo recomiendo mucho porque sorprende y está tremendo, además de tener una bonita presentación. Para ver la receta completa, desde los ingredientes hasta el paso a paso, sólo tenéis que pinchar aquí: “Arroz con leche y merengue“.

Tarta de chocolate y merengue

tartamerengue.jpg

Una combinación de cine, chocolate y merengue. Hay muchas opciones de preparar un postre con estos dos ingredientes, la que os proponemos ahora es una base de bizcocho de chocolate con merengue esponjoso por encima, lo que nos regresa a hablaros de texturas y sabores deliciosos.

Sin duda alguna, una tarta que no ha de faltar en ninguna celebración. Accede a la receta completa pinchando en “Tarta de chocolate y merengue“.

Tarta de merengue y limón

tortalimon.jpg

Ésta es una de las tartas clásicas, familia de la famosa lemon pie se convierte en un clásico de la repostería y de los amantes del merengue. El toque cítrico con la textura airosa se convierte en algo sublime, típico, buscado y deseado de esta tarta de merengue y limón.

Tenéis la receta al completo pinchando en “Tarta de merengue y limón“.

Éstas son las tres recetas que hemos escogido para que podáis comenzar a incluir el merengue dentro de vuestros postres. Tres recetas con sabores muy diferentes pero fáciles de preparar y más aún de disfrutar.

SaborGourmet.com

Newsletter