UP

-     Escrito por gon

¿Cómo hacer masa de pizza?

Las masas de pizza son de fácil preparación y su sabor es mucho más rico. Hacer nuestras propias masas nos permite innovar y hacer variaciones que no pueden encontrarse en las pizzas compradas.

masa-pizza-casera

La pizza es uno de los platos más acogidos entre los comensales de cualquier edad, no importa que sean ancianos o niños pequeños, una buena masa con ingredientes de calidad por encima y todo con la textura idónea es algo a lo que nadie puede resistirse.

El origen de la misma se sitúa en la antigua Roma, donde cocinaban panes en forma de círculo y con las divisiones típicas de las pizzas de hoy; aunque también hay que mencionar que los griegos fueron, los que presumiblemente, comenzaron a incorporar ingredientes por encima con el aceite de oliva y las especias.

Si concretamos en la pizza moderna, tal y como hoy la conocemos, tenemos que trasladarnos hasta Nápoles y el siglo XVII. Un dato curioso para los amantes de la pizza ¿sabías que la pizza napolitana es la única que ha conseguido la distinción Especialidad Tradicional Garantizada otorgada por la Unión Europea por su clara denominación de origen?

Muchas veces compramos las masas de pizza preparadas pensando que hacerla en casa es algo complicado o que puede llevar mucho tiempo, pues la verdad es que ni una cosa ni la otra. Hacer la masa de pizza casera es algo sencillo, no se requiere de ninguna habilidad especial y puedes darle el grosor que más te guste.

Además, puedes darle formas diferentes a la pizza según como más te guste o si es un día especial: forma redonda, rectangular, cuadrada, corazones…

¿Cómo hacer masa de pizza?

Hace años que comenzamos a hacer las masas de pizza caseras, por lo que hace ya mucho tiempo que la compra de pizzas se ha convertido en algo muy puntual y esporádico porque ¡claro que hay diferencia!

Os contamos cómo la preparamos en casa.

Ingredientes (pizza pequeña):

  • 250 gr de harina
  • 4 gr de sal
  • 3 gramos de levadura
  • 10 ml de aceite de oliva
  • 140 gr de agua tibia

Preparación:

En una superficie plana y seca, pon la harina formando una montañita, echa la sal por encima y dale forma de volcán.

masa-pizza-casera-pasos

Echa el agua tibia poco a poco (tibia, no caliente), la levadura y el aceite de oliva. Ve mezclándolo con la harina poco a poco, que se vaya incorporando todo hasta conseguir una masa.

como-hacer-masa-pizza

Una vez que esté todo mezclado, trabaja la masa con las manos durante unos 15 minutos, comprobarás tú mismo si necesita más agua (está demasiado seca) o aceite (está muy pegajosa) pero siempre echa de muy poco a poco para no pasarte. Al final, tienes que conseguir una masa suave, elástica y brillante.

Cuando la tengas, la metes en un bol y lo tapas con un paño limpio durante 30 minutos. Coloca el bol en un lugar donde no haya corrientes de aire, mejor ponlo en un lugar cálido para que levede fácilmente.

masa-de-pizza

Después, sólo tenéis que estirar la masa con ayuda de un rodillo y darle la forma que queráis, tanto el grosor que más os guste.

masa-pizza-casera

Trucos: cómo hacer masa de pizza perfecta

La masa de pizza perfecta va a variar en función de vuestros gustos, hay quien prefiere que quede una masa más gordita y quien apuesta más por una masa fina y crujiente. Sigue los pasos de las recetas de masa de pizza y no tengas prisa, deja que aumente bien de tamaño para que coja una buena textura y densidad.

Dando por hecho de que no todos sabemos hacer esos movimientos de pizzeros profesionales con la masa, extiéndela bien sobre una superficie seca y llana con la ayuda de un rodillo de cocina. Te hará la vida mucho más sencilla y, en el caso de que no tengas, siempre puedes usar una botella de cristal bien limpia para poder extender la masa suavemente.

Para conseguir una pizza deliciosa no sólo tenemos que trabajar bien la masa y dejar que aumente de tamaño, con calma, sin prisas, también es importante que utilicemos ingredientes de calidad para que todo esté perfecto.

Una de las formas más sencillas de estropear una pizza casera es utilizar un tomate frito comprado. Sé que es lo más cómodo, sin ninguna duda, pero modifica muchísimo el sabor de la pizza y esa sensación de estar comiendo algo casero, algo tradicional y muy cuidado. Si puedes, prepara tu salsa de tomate casera y si no te da tiempo, plantéate utilizar tomate natural en rodajas en vez de en salsa.

Las pizzas en horno de leña son absolutamente sensacionales pero no siempre contamos con esa posibilidad. Tengáis el horno que tengáis, leña o eléctrico, es importante que esté bien caliente en el momento en el que se vaya a introducir la pizza, para que quede con la textura crujiente tan característica de las auténticas pizzas. Lo ideal es que el calor provenga de la resistencia interior y exterior, evitando una excesiva ventilación del mismo.

Para hornear la pizza evita usar las bandejas y apuesta por rejillas metálicas que permitan pasar el calor. Para evitar cualquier desprendimiento de ingredientes o que las rejillas se manchen, siempre puedes forrarlas con un poco de papel de horno o papel vegetal. También puedes encontrar bandejas específicas para el horneado de la pizza, cualquiera de las dos opciones te ayudará a disfrutar de una pizza más crujiente.

El toque perfecto para las pizzas, en mi opinión, son las salsas y las especias que utilices. Además de tener cuidado con el tomate que uséis, no te olvides de especias como el orégano o la albahaca fresca que aportan aroma y sabor a cada bocado de la pizza.

Vídeo receta:

En el vídeo que os presentamos a continuación, podréis ver cómo preparar la masa de pizza un auténtico profesional de esta cocina y, para terminar con un plato absolutamente sensacional, escoge la modalidad caprese para dejarnos con la boca abierta y las ganas de ponerlo en práctica:

En base a vuestra experiencia y vuestro mano a mano con la pizza ¿añadís algún truco más que pueda servir al resto de lectores gourmets?

SaborGourmet.com

Newsletter