RDR Dominio Romano, un vino que sorprende
0 votos

RDR Dominio Romano, un vino que sorprende

RDR Dominio Romano 2005 es un vino denominación de origen Ribera de Duero, de Bodegas Parés Baltà, una bodega que curiosamente se encuentra en el corazón del valle del Penedés. Una bodega con hasta 12 marcas distintas, elaboradas partiendo de distintas combinaciones de uvas, que abarcan las gamas de uva Garnacha, la Mencía e incluso la Touriga portuguesa, mientras que en vinos blancos utilizan desde las clásicas uvas Macabeo hasta la Gewürtraminer, de Alemania.

 Bodegas Pares balta

En Ribera de Duero la uva más tradicional es la que todos conocemos como Tempranillo, pero que en esta zona conocen como Tinto Fino, porque está adaptada a las características de esta tierra. Fue tal la fama que alcanzó los vinos elaborados con Tinto Fino en Ribera de Duero, que las cepas se agotaban sin poder satisfacer la demanda, con lo que tuvieron que ampliar cultivos con la variedad clásica de Tempranillo, que de este modo fue cambiando sus características para adaptarse a la climatología propia de la zona del Duero.

Cuando Bodegas Parés Baltà decidieron invertir en Ribera de Duero hubieron de buscar las cepas apropiadas para elaborar un vino acorde con las características de la propia bodega, y así acabaron por montar una bodega en Rábano, cerca del valle del Duratón, a escasos kilómetros de Peñafiel.

La presentación de sus nuevos vinos de denominación de origen Ribera de Duero la hicieron en Madrid hace escasos días y consiguieron su propósito: sorprender al mundo enólogo con unos caldos excelentes.

  • Dominio Romano 2005 es un vino 100% hecho con uvas Tinto Fino, y trece meses de crianza en barrica de roble. Es un vino característico de la Ribera, suave al paladar pero pleno y redondo. Llena los sentidos, dejando un sabor frutal en boca, ligeramente tostado.
  • RDR Dominio Romano 2005 también pasó 13 meses en barricas, en este caso, de roble francés y húngaro, y con una fermentación alcohólica en barricas abiertas de 400 litros. El aroma es frutal, a ciruelas, y unos aromas secundarios balsámicos. Muy expresivo y lleno de sensaciones, que se completan en la boca con un sabor potente y concentrado.

Un vino digno de probar, sin duda alguna.

Deja tu comentario

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>