Albóndigas de pavo en salsa de tomate

Las albóndigas de pavo en salsa de tomate son una opción maravillosa para cualquier comida que hagas en casa, tanto para un día de diario como un día en el que quieras comer algo especial, pues el resultado es exquisito y verás que no tiene ninguna dificultad. Os contamos cómo las hacemos en casa paso […]
SaborGourmet.com

Las albóndigas de pavo en salsa de tomate son una opción maravillosa para cualquier comida que hagas en casa, tanto para un día de diario como un día en el que quieras comer algo especial, pues el resultado es exquisito y verás que no tiene ninguna dificultad. Os contamos cómo las hacemos en casa paso a paso.

Albóndigas de pavo en salsa de tomate

La carne de pavo es una maravilla, pues tiene un sabor que combina estupendamente con multitud de ingredientes, y ni qué decir de esta preparación de albóndigas de pavo en salsa de tomate. Nos encanta. Así, una receta tan sencilla, tan clásica y tan básica pero que siempre nos da un resultado tan estupendo que nos hemos aficionado a esta preparación.

Hay muchas maneras de preparar unas albóndigas caseras y que queden tiernas, jugosas por dentro, es que en cada casa cada uno tiene sus trucos: montar las claras e incorporarlas por separado a la carne cuando ya está condimentada, pan de molde humedecido con leche, con queso… Las opciones son infinitas. Nosotros os compartimos una de las opciones en esta receta pero, si queréis ver más versiones de las albóndigas -aunque con distintas carnes- tenéis varias recetas en el blog para poder ver otras formas de hacerlas paso a paso.

Como acompañamiento de estas albóndigas de pavo en salsa de tomate podéis optar por un plato de arroz basmati salteado o simplemente un arroz blanco cocido, una ensalada fresca, un fondo de pasta, patatas… Y, si las comes solas, que no falte el pan para mojar y arrebañar la salsa.

ANUNCIO

Albóndigas de pavo en salsa de tomate – Ingredientes

Para las albóndigas:

  • 300 g de carne picada de pechuga de pavo
  • 1 huevo grande
  • 20 gr de pan rallado
  • 1 -2 diente de ajos
  • 2 ramitas de perejil
  • Sal al gusto
  • Pimenta recién molida
  • Harina

Para la salsa de tomate:

ANUNCIO
  • 400 gr. de tomate triturado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Albahaca fresca

Cómo hacer albóndigas de pavo en salsa de tomate

Comenzaremos preparando la salsa de tomate:

  • En una sartén pones un chorrito de aceite y, cuando esté caliente, añades una cebolla picada finamente y chiquitito con un poco de sal, deja que se haga poco a poco.
  • Cuando esté transparente, añades unos dientes de ajo pelados y prensados -o cortados- y lo dejas que se sofría un minutito.
  • A continuación, añades el tomate triturado y lo dejas a fuego medio para que reduzca y se vaya haciendo.
  • Añade también la especia que más te guste para la salsa, nosotros hemos usado albahaca fresca, pero el tomillo o el orégano les va muy bien también.
  • No dejes que quede muy reducida la salsa, pues luego terminaremos de hacer en ellas las albóndigas.

Mientras tanto, vamos a preparar las albóndigas:

  • En nuestro caso, hemos comprado la pechuga de pavo en el supermercado, la hemos limpiado y la hemos picado en casa con la procesadora. Pon la carne picada en un recipiente, echas sal y un poco de pimienta.
  • Pela un diente de ajo grandecito y lo metes en un prensador para que salga completamente triturado, o lo picas muy pequeñito, y lo incluyes al recipiente con la carne.
  • Lava las ramitas de perejil y las cortas bien pequeñito, añádelo a la carne. Remuévelo con las manos para que todo quede bien homogéneo.
  • En un plato aparte bates el huevo y, cuando lo tengas listo, añades el pan rallado. Vuelves a batir e incorporas la mezcla en el recipiente con la carne picada. Lo mezclas bien para que se reparta por toda la carne.

Con ayuda de una cuchara (me ayuda para que todas sean más o menos del mismo tamaño) vas cogiendo porciones de la carne picada, le das forma de bola y las pasas por harina. Tiene que quedar una capa ligera de harina, por lo que golpéalas suavemente con tus manos para que caiga la sobrante.

Pon una sartén al fuego con un poquito de aceite y, cuando esté caliente, añades las albóndigas para que se doren por todos los lados. En unos tres minutos las tendrás listas.

Después, cuidando que no vaya mucha grasa en el proceso, se van las albóndigas a la sartén con la salsa de tomate y se ponen al fuego durante unos 10 minutos, para que terminen de hacerse por dentro.

ANUNCIO

Solo queda servir acompañado de lo que más te apetezca.

Otras recetas de albóndigas que pueden gustarte son:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar