Escrito por

Bacalao a la nata

¿Has probado alguna vez así el bacalao? Hoy en Sabor Gourmet te contamos cómo hacer este fabuloso plato que sin duda dará mucho de qué hablar porque está delicioso!

Muchas personas sólo saben preparar el bacalao rebozado o bacalao al pil pil, pero cuántas recetas hay para preparar este pescado tan fabuloso! Sin duda, una de ellas es ésta aunque con unas patatas cocidas y un poco de aceite, pimentón y ajo por encima… ¡También es exquisito!

Ingredientes

  • 600 gramos de patatas
  • 200 gramos de cebollas
  • 400 gramos de migas de bacalao
  • 400 cl. de leche
  • 50 gramos de mantequilla
  • Una cucharada de aceite
  • 60 gramos de harina
  • Sal
  • Un trocito de pastilla de caldo de pescado
  • 200 cl de nata líquida

Preparación

Es importante que no se nos olvide poner a desalar el bacalao al menos 24 horas antes, ya que el bacalao se cura en sal. Si compráis bacalao fresco no hace falta ponerlo en agua previamente.

Para comenzar, después de este paso tan importante, lo siguiente será pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en rodajas finas (como si fuera para una tortilla). A su vez, también preparamos la cebolla cortándola en juliana y ponemos una sartén al fuego con un buen chorro de aceite, una vez que esté caliente añadimos tanto las patatas como la cebolla y freímos.

Mientras se fríen hay que escurrir bien el bacalao y desmigarlo, una vez que estén casi hechas las patatas y la cebolla, se añade el bacalao a la sartén. Remueve para que se integren bien todos los alimentos y se mezclen con los sabores, el siguiente paso será volcarlo todo sobre una fuente o bandeja de horno.

Mientras se mezclan los alimentos hay que preparar una deliciosa bechamel, para ello necesitaremos la harina, la mantequilla y la leche. Lo primero será poner a derretir la mantequilla a fuego lento, a continuación echamos la harina y dejamos que se tueste un poquito sin dejar de remover para que no se pegue y, una vez lo tengamos, se añade poco a poco la leche. A este bechamel se añadirá la sal o la pastilla de caldo según el gusto de los comensales, yo soy más partidaria de la sal pero es cuestión de paladar.

Cuando veamos que le falta poco a la bechamel para estar lista, se añade la nata y remover de manera envolvente para que se mezclen bien ambos ingredientes, obteniendo una crema estupenda.

Cuando ya hayas echado el bacalao, las patas y la cebolla sobre la fuente, vierte la bechamel por encima y envuélvelo bien. Puedes añadir un poco de pan rallado por encima y unas nueces pequeñas de mantequilla. El último paso es meter esta bandeja a gratinar al horno y ya tenéis un plato de bacalao excelente!

Como siempre, os dejamos para terminar un vídeo sobre esta receta o similar para que podáis ver su desarrollo paso a paso.

Imágenes: mariatesouro.blogspot.com, www.cocinarecetas.net