Escrito por

Batidos caseros

Hoy os presentamos en Sabor Gourmet como preparar batidos caseros de vainilla y chocolate en unos sencillos pasos.

Para los más pequeños de la casa, darles un batido es una manera fácil y rica de que consuman lácteos, y por otro lado, para los golosos es un verdadero placer. Como comprobaréis, las recetas son muy sencillas y no tardas nada en preparar un delicioso batido casero.

Lo podemos utilizar para el desayuno o la merienda, yo lo he acompañado de las galletas Premium de Virginias que me encantan, pero realmente pueden ser bizcochos, tostadas, cereales… lo que vosotros gustéis.

Batido de chocolate (para 4 personas)

  • ½ l de helado de chocolate
  • 200 ml de leche
  • 2 cucharadas de cacao molido
  • 6 cucharadas de nata
  • 1 pizca de canela
  • chocolate blanco
  • grosellas
  • hojas de menta

Elaboración

En el vaso de la batidora o un recipiente en el que te sea fácil batir, coloca el helado de chocolate, añade las cucharadas de cacao, la leche, la nata y la pizca de canela y tritúralo.

Haz movimientos lentos y envolventes para que todos los ingredientes se mezclen en la misma proporción, continúa hasta conseguir una crema homogénea.

Como habrás comprobado, no te ha llevado más de dos minutos tener el batido preparado. Lo único que te queda es servirlo en las copas correspondientes y decorarlo.

En mi caso he añadido, en una un poco de nata montada y bolitas de azúcar de colores, la otra la he dejado natural para que podáis ver la superficie esponjosa que queda.

Puedes decorarlo con un poco de chocolate blanco rayado, frutos rojos, menta o cualquier cosa que se te ocurra. Ya sabes que el chocolate da muchísimo juego y combina muy bien con los sabores.

Batido de Vainilla

  • 400 ml. de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 1 yogur natural
  • 1 cucharada de azúcar
  • unas grosellas
  • unas hojas de menta

El batido de vainilla te llevará unos minutos más que el batido de chocolate pero también está espectacular.

Lo primero que tienes que hacer es abrir la vaina de vainilla, poner leche a calentar y añadir tanto la vaina como la cucharada de azúcar.

Esperas a que hierva y retiras del fuego para que se enfríe. Cuelas la leche para evitar que la vaina y la nata caigan junto al resto de la infusión y reservas.

Lo único que queda es echar en un bol el yogur y la leche (mezcla), batirlo y dejarlo enfriar.

Aquí está la espera y lo que hace que tardes más que con el de chocolate, porque tienes que esperar a que se enfríe. Pero una vez llegue a ese estado, lo sirves en copas y lo decoras.

Al igual que en el anterior le he echado por encima bolitas de colores, pero la menta hará un contraste estupendo.

En mi opinión, que he seguido paso a paso la receta, para la próxima probaré a echarle otra vaina de vainilla, porque aunque está rico prefiero que tenga un toque más intenso.

Fuente: Eva Arguiñano

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos