Escrito por

Cómo hacer bullabesa marsellesa paso a paso: consejos de preparación

La bullabesa marsellesa es un plato tradicional de la Provenza, antigua provincia del sudeste de Francia, que ha llegado a nuestros días como uno de los manjares típicos a disfrutar en casa o en ciudades como Marsella. Os contamos cómo elaborarlo, consejos de preparación y un poco de historia, que siempre viene bien.

La bullabesa marsellesa es un plato tradicional de pescadores, quienes se guardaban algunas piezas de pescado fresco para sus familias de todo lo que habían pescado e iban a poner a la venta. Por ello, este tipo de plato forma parte de la cocina tradicional de Marsella y se consideraba como un plato sencillo, aunque hoy día ha ido evolucionando y puede contener ingredientes que encarecen su valor.

Si queréis prepararlo en casa, la bullabesa marsellesa consiste en una sopa de pescado consistente y muy aromática. Un aspecto fundamental para elaborarlo en casa es que el pescado tiene que ser muy fresco, de ello dependerá la calidad del resultado.

Los pescados típicos con los que elaboraban esta sopa eran el rape, el congrio y el capón. Hoy día es frecuente que se le añadan otro tipo de ingredientes como mariscos, ya sea la cigala o un langosta, entre otras posibilidades.

Otro dato importantísimo para disfrutar de una bullabesa marsellesa tradicional es la presentación de la misma. La bullabesa suele presentarse en dos platos diferentes, en una el caldo o sopa de pescado y, en otro plato, se presentan los pescados. Dicho esto, luego cada uno lo hace como quiere, ya sea tomar dos platos o juntarlos en uno solo.

Además, esta sopa de pescado suele estar acompañada de un plato de pan tostado – o no- con la salsa rouille. Esta salsa se asemeja a una ailoli, sólo que suele tener un gusto más picante (se le puede añadir pimentón picante, cayena…) pero depende del gusto de cada uno.

Bullabesa Marsellesa: Ingredientes

  • 2 Kg de pescado variado: rape, congrio… a elegir.
  • 200 gr de cigalas
  • 1 cebolla grande
  • 400 gr de tomates maduros
  • 3 dl de aceite
  • 2 dientes de ajo
  • 3 ramas de perejil, 1 ramita de hinojo, 1 hoja de laurel y tomillo.
  • 1 clavo de especia
  • Un trocito de corteza de naranja
  • Pimienta, azafrán y sal
  • Rebanadas finas de pan duro

Para la Salsa Rouille:

  • 1 huevo
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 pimiento seco
  • Aceite de oliva o girasol
  • 1 rebanada gruesa de pan del día anterior
  • 1 taza de caldo de pescado

Dificultad: Media.

Bullabesa Marsellesa: Preparación

La preparación de la sopa de pescado bullabesa no es excesivamente complicada pero sí es importante seguir el paso a paso para obtener el mejor de los resultados. Eso sí, tened en cuenta lo indicado al principio del artículo, va a ser fundamental que contéis con pescado verdaderamente fresco para conseguir que sea bien sabroso y aromático:

  1. Limpiar bien el pescado, quitarle la escamas y salarlo.
  2. Pelar y cortar finas los ajos y las cebollas. Pelar y cortar los tomates.
  3. Calentar la mitad del aceite en una cazuela ancha. A continuación, rehogar la cebolla y los ajos. Añadir luego los tomates y dejar a fuego lento hasta que el líquido se haya reducido.
  4. Añadir 3 l de agua caliente, agregar el perejil, el hinojo, el laurel, el tomillo y la piel de naranja con el clavo, mezclándolo todo bien.
  5.  Sazonar al gusto, añadir pimienta y el resto del aceite. Batir bien.
  6. Añadir un poco de azafrán y los distintos pescados, dejando a un lado los más delicados. Cocer a fuego alto durante 15 minutos.
  7. Añadir ahora el resto de los pescados y cocer otros 5 minutos.
  8. Frotar las rebanadas de pan con un diente de ajo y tostarlas luego en el horno.
  9. Poner con mucho cuidado el pescado en una fuente y mantenerlo caliente.
  10. Servir el caldo en cada plato. En cada uno de estos platos, los comensales habrán ya puesto las rebanadas de pan que deseen.
  11. Servir ahora el pescado con la salsa rouille.

La Preparación de la salsa rouille verás que es verdaderamente sencilla y que no tiene mucha complejidad. Tal y como señalábamos antes, es una salsa con base de alioli a la que se le puede dar un punto de picante, que va a depender del gusto que quieras darle, pues puedes cambiar el pimiento seco por una pizca de pimentón (suave o picante).

Los pasos a seguir son los siguientes:

  • Preparar la base de alioli echando un huevo en el vaso de la batidora junto con los dientes de ajo sin el germen, una pizca de sal y hay que añadir el aceite poco a poco, hasta que vaya montándose.
  • Se añade el pimiento seco, la miga de la rebanada de pan del día anterior y un poco del caldo de pescado.
  • Remueve todo y si quieres un punto picante, éste es el momento de darle ese toque con el pimentón, la cayena o lo que gustes.
  • Antes de pasarla a la salsera, comprueba el gusto y rectifica en caso de ser necesario.

Otras recetas que pueden resultarte interesantes: