Escrito por

Las mejores recetas con calabaza: cómo cocinarla

El sabor y la textura de la calabaza permite que con ella se hagan todo tipo de platos y preparados diferentes. No suele tener un coste muy caro y eso también permite que pueda utilizarse en cualquier casa. Os mostramos las mejores recetas con calabaza.

Las mejores recetas con calabaza: cómo cocinarla

La calabaza ha quedado íntimamente ligada a la festividad de Halloween, por lo que también ha promovido que sea utilizada en todo tipo de platos como son los dulces típicos de dicho evento. Aún así, veréis que también es un gran aliado tanto para los platos de cuchara como la repostería, tanto por su sabor como por la textura de la misma.

Hay infinidad de recetas para cocinar calabaza en casa, nosotros hemos escogido algunas que creemos que os pueden resultar interesantes y fáciles de hacer.

Cocido vegetariano

Un buen y completo cocido vegetariano cuenta con una gran variedad de verduras, además de los típicos garbanzos y la sopa del cocido.

Entre las verduras que podéis añadir, también está un trozo de calabaza que le va a aportar un sabor estupendo a la sopa (pues se aprovecha el caldo en el que se prepara el cocido para la sopa) como una combinación de sabores estupenda con los garbanzos y el resto de verduras.

Podéis ver toda la receta aquí: cocido vegetariano

Crema de calabaza

Para el otoño y el invierno no hay nada mejor que un plato de cuchara caliente y, en estas fechas, la crema de calabaza puede ser una opción estupenda para hacer una cremita deliciosa.

Como veréis, se le pueden dar multitud de toques de sabor diferentes en función de qué ingredientes la acompañen. Por ejemplo, puedes añadirle un poco de puerro o utilizar especias como la canela.

Nosotros os dejamos una receta de “crema de calabaza” clásica y fácil de preparar, sin ingredientes extras para que puedas probarla al natural y luego añadir tus propias variantes.

Bizcocho de calabaza

Si nunca habéis probado un bizcocho de calabaza o que contenga calabaza como un ingrediente más, os lo recomiendo muchísimo. Os va a sorprender la textura y la jugosidad, quedan absolutamente geniales y no aporta sabor a calabaza sino dulzura.

En esta receta “bizcocho de calabaza” os proponemos un bizcocho sencillo, fácil de hacer y riquísimo. Después, podéis personalizarlo añadiéndole algún glaseado de chocolate o queso crema, o podéis ponerle un poco de mermelada o simplemente nada, porque está delicioso.

Tarta de calabaza

Sólo con ver la foto seguro que os recuerda a las típicas tartas que se presentan en las películas americanas por Halloween, así es, pero hoy día la gastronomía no tiene límites y esto es tan típico aquí como allí. Es una tarta de calabaza muy fácil de preparar y que podéis acompañar con otros toppings, tal y como comentábamos anteriormente, porque combinan estupendamente bien los sabores.

Os dejo toda la receta aquí “tarta de calabaza” para que podáis ver tanto los ingredientes, como el paso a paso o las recomendaciones.

Calabacitas al horno

Mejores reecetas calabaza calabacitas rellenas

Otra forma deliciosa de preparar unas calabazas es utilizando las calabacitas, que suelen ser mucho más pequeñas y que podéis encontrar en temporada en el supermercado. Os dejamos una receta para seis personas.

loadInifniteAdd(44636);

– Ingredientes

  • 1 kilo de calabacitas
  • 2 bolas de mozzarella (tamaño mediano) o queso mantecoso
  • 50 gramos de queso rallado
  • 800 gramos de tomates maduros
  • 50 gramos de manteca
  • Aceite
  • Orégano
  • Harina (un poco)
  • 2 cascos de cebolla
  • Sal

– Preparación

Raspar las calabacitas y partirlas en cuatro trozos a lo largo. Lavar los jitomates, pelarlos y quitarles las semillas, picarlos. Cortar la mozzarella en rodajas y picar aparter los cascos de cebolla, colocándolas después en una cacerola con aceite de oliva, 30 gramos de manteca y algunas cucharadas de agua.

Cuando la cebolla esté rehogada (sin dorarse) echar los jitomates y un poco de sal, y dejar cocer hasta que la salsa se haya espesado. Colocar al fuego una sartén grande con aceite, y freír los trozos de calabacitas, previamente rebozados con harina. Una vez que se hayan dorado, escurrirlos y colocarlos sobre un papel absorbente.

Con 10 gramos de manteca, enmantecar un refractario y colocar dentro de él una capa de calabacitas, algunas cucharadas de salsa de jitomate, una pizca de orégano, una capa de lonchas de mozzarella, y un puñado de queso rallado.

Repetir ésta operación hasta que se terminen los ingredientes. La última capa debe ser de salsa de jitomate, espolvoreada de queso rallado. Se reparte por la superficie el resto de la manteca, cortada en trocitos. Poner el molde en el horno a la temperatura de 200 grados, durante 15 minutos. Al sacarlo del horno, la superficie debe quedar bien dorada.

loadInifniteAdd(44637);

Y no queda más tarea que ponerse cómodos para degustar ésta delicia.

Bon appetit!!!