Escrito por Tendenzias

Cava, tradición vitivinícola española

El cava se ha transformado en una tradición y en parte de la cultura de toda España. Así como el champagne francés provocó un impacto mundial, esta bebida nacida en la región de Cataluña se ha sabido ganar su lugar de culto entre las preparaciones bebibles más consumidas en territorio ibérico. Para los que no conozcan, el cava ha sido definido como un vino gasificado. Para que se entienda en todos los niveles de español posible, es un vino espumante que nació como la bebida “oficial” para el brindis de las fiestas de fin de año, pero finalmente su consumo se trasladó a la oferta gastronómica más tradicional.

coctel de cavaImagen de Preater

Es un vino delicioso y que gusta a muchísimas personas. Su consumo durante los festejos de Navidad y Nochevieja es muy elevado, ya que se mantiene la tradición de brindar a la medianoche poniendo en alto el vaso de cava.

La preparación del cava se lleva a cabo con uvas blancas seleccionadas especialmente, y existen muchas variedades para este vino, dependiendo de si son más o menos dulces. Dependiendo del nivel de azúcar en su preparación, esta bebida tiene diferentes clasificaciones de menor a mayor: Brut Nature, Extra Brut, Brut, Extra Seco, Seco, Semiseco y Dulce.

Como bien mencionamos anteriormente, el cava ya no se limita solamente a los brindis para las fiestas de fin de año. Con el paso del tiempo se ha transformado en una opción muy viable para el consumo durante la comida.

Suele utilizarse como aperitivo, aunque también durante el almuerzo y la cena. Uno de los platos que mejor acompaña la degustación de este vino gasificado es la paella, aunque también se aconseja con el consumo con carnes como pollo o liebre.

Históricamente la producción de cava se realizaba en la localidad catalana de Saint Sadurní d’Anoia, una pequeña población que se encuentra en cercanías de la ciudad de Barcelona. Con el paso del tiempo, y debido a la popularidad ganada por la bebida, muchos otros poblados comenzaron a trabajar en sus propias bodegas de vino espumante.

En la actualidad algunas de las mejores botellas de cava provienen de Extremadura, Requena, Mendavia, Grávalos y Hara. Y su excelente calidad ha permitido la exportación de cientos de litros de vino espumante al exterior. Además, cabe destacar que la masificación del cava es tal que hoy en día se producen más de 220 millones de botellas en España.

SaborGourmet.com

Newsletter