Escrito por Tendenzias

Cerdo asado a la cantonesa

La cocina cantonesa se caracteriza por la armonía que posee la presentación de sus platos. Cuida mucho los colores, las texturas, los sabores, etc, pero sin perder sencillez en la preparación ni calidad en la cocción de los alimentos. En general utiliza pocas especias y entre sus ingredientes encontramos productos sanos y salsas sabrosas típicas del país, China.

No dejes de probar el Cerdo Asado a la Cantonesa, ¡es delicioso y muy sabroso!.

– Ingredientes:

  • Una pieza de cerdo deshuesada y sin corteza de1 kilo, (jamón, paletilla, lomo, etc y que tenga algo de tocino para que el guiso quede más jugoso)
  • 2 cucharadas de miel líquida.
  • 2 cucharadas de salsa Hoisin.
  • 2 cucharadas de salsa amarilla de soja molida.
  • 4 cucharadas de salsa de soya o soja .
  • 6 cucharadas de azúcar.
  • 1 cucharada de vino Shaohsing, ( como su sabor es parecido al del jerez, puedes utilizar jerez semiseco en esta receta).
  • 1 cucharadita de sal.

– Dificultad: Difícil.

– Preparación:

1.- Cortar la carne en 4 tiras longitudinales y hacer unos cortes profundos, ( con 4 cortes sobre cada tira bastará), en diagonal sobre cada tira para que la carne coja mejor el sabor del adobo.

2.- Poner en un bol todos los ingredientes menos la miel y mezclarlos bien. Agregar luego la carne procurando que quede cubierta completamente con el adobo. Dejar macerando fuera de la nevera durante unas 4 horas pero moviéndolo cada media hora. Pinchar cada vez la carne con un tenedor para que actúe aún mejor la maceración.

3.- Pasadas las 4 horas, introducir en el horno, previamente calentado a 190ºC, las tiras bien escurridas. Ponerlas sobre la rejilla y en la parte de arriba pues abajo hay que poner una rustidera o una fuente apropiada para el horno con 2 centímetros de agua. Dejarlo todo en el horno encendido durante media hora.

4.- Entonces sacar la rejilla de la carne, pasar de nuevo cada tira por el adobo y meterla otra vez en el horno dada la vuelta. Dejarlo otros 25 minutos en el horno.

5.- Pasado este último plazo, sacar la carne, colocarla en otra rejilla que esté fría y untarla rápidamente con la miel, introduciéndola por todas partes. (Para este paso lo mejor es que la carne esté bien caliente).

6.- Hervir en un caldero pequeño el adobo y el agua de la rustidera o fuente del horno hasta que notemos que el líquido se ha reducido. Esta salsa se pondrá en una salsera a la hora de servir, y se servirá caliente.

7.- Servir en caliente, colocando las tiras de forma que aparezca de nuevo la pieza de carne completa, y no olvidar la salsa con la que se regará en cada plato individual. Puedes completar el plato con verduras salteadas.

SaborGourmet.com

Newsletter