Escrito por

¿Cómo elegir un catering?

Si vas a celebrar un evento y quieres contratar un catering, te damos algunos tips a tener en cuenta para escoger un buen servicio.

catering aperitivo

Imagen: cateringvigo.com

¿En qué consiste un catering?

El catering es un servicio profesional externo que se encarga de la suministración de comida preparada, bebidas y cocktails y, en algunos casos, también se pueden encargar de la organización del banquete.

La preparación de la comida de un catering puede variar. Pueden llevar la comida preparada desde su central o bien, pueden prepararla en la misma zona donde se vaya a servir la comida, trabajando en cocinas que puedan instalar allí mismo, o incluso pueden subcontratar a terceros para la elaboración de parte de los alimentos que se vayan a servir durante el evento.

Todo depende del servicio que contratemos, pues no todos los caterings están especializados en las mismas comidas ni servicios. Si quieres estar al tanto de la oferta que hay en la actualidad en tu ciudad, te recomendamos esta guía de empresas de cócteles en la que encontrarás diferentes servicios, bocados y profesionalidad.

catering

Imagen: vinyesgrosses.com

¿Qué servicios te puede ofrecer un catering?

Muchas veces tenemos asociado los caterings a eventos como bodas o reuniones laborales pero, los caterings tienen muchos más servicios que pueden resultar de tu interés. A continuación, os vamos a describir cuáles son los diferentes tipos de catering, su duración y el tipo de servicio que ofrecen:

  • Catering aperitivo: Nunca subestimes la comida en miniatura, pues un pequeño bocado puede sorprenderte más que todo un plato para ti solo. Este tipo de catering suele tener una duración de 15 a 30 minutos y puedes encontrar auténticas especialidades culinarias, eso sí, se suelen preparar calculando dos bocados por persona.
  • Catering cocktail:  El número de bocados que se calcula por persona es mayor que en el caso anterior, entre unos 15 a 20 bocados/persona, combinando 2/3 salados y 1/3 dulces. A su vez, nos encontramos con un catering que tiene un horario estipulado entre las 11 a 13 horas o se celebra de 19 a 21 horas.
  • Catering recepción: Este tipo de catering suele celebrarse a las 20 horas y suele tener una duración estimada de 3 horas; el número de bocados que suelen dar por persona es entre 18 y 2o bocados que, igual que en el caso anterior, son entre 2/3 salados y 1/3 dulces.
  • Catering recepción buffet: Este tipo de catering es similar al anterior, a las 20 horas es cuando suele celebrarse y el tipo de bocados que se ofrecen son platos fríos, calientes y guarniciones.
  • Catering recepción, comida o banquete: Este tipo de catering suele durar mucho más tiempo que los anteriores, ya que estamos hablando de un evento prolongado de 6 a 8 horas. Los bocados que se sirven son 6 por persona para la recepción y tres platos para la cena, entrada, plato principal, postre, al que hay que añadir un servicio de café, brindis, mesa de dulce y final de fiesta.
  • Catering desayuno de trabajo: Este tipo de catering se suele servir en las primeras horas del día y se puede escoger entre un desayuno continental o americano, sirviéndose entre tres a cinco piezas por hora.
  • Catering brunch: El brunch es una de las últimas tendencias en gastronomía, que combina el desayuno con el almuerzo, por lo que suele servirse sobre las 11 de la mañana y el tiempo de servicio es de una hora y media.
  • Catering vernissage: este tipo de catering se suele escoger para las inauguraciones, ofreciendo a los clientes una copa de champagne, de vino y dos bocados por persona.
  • Catering coffee break: el coffee break es el descanso que uno tiene en su horario laboral, por tanto, cuando hablamos de un catering de este tipo se hace referencia a un servicio de 15 a 30 minutos en el que se sirve café, té jugos, bocaditos salados y dulces.
catering coffee break

Imagen: pastisseriacaelles.com

Recomendaciones para escoger un buen catering

La mejor manera de escoger un buen catering es escoger aquel del que tenemos buenas referencias. A veces conocemos a alguien que ha contratado un catering para un evento especial, otras veces hemos asistido como invitados y, en otras ocasiones, es a través de internet donde encontramos experiencias de otras personas.

Si va a ser un gran evento, seleccionar el menú puede resultar complicado, por lo que es preferible que te dejes guiar por el chef y el responsable del catering para ir definiendo la carta.

Pero, antes de cerrar el menú, siempre es preferible que hagas una prueba de cada uno de los platos para que puedas escoger cuáles son los que más te gustan; si puedes ir acompañado de otras personas mucho mejor, ya que así tendrás otros paladares para opinar. En esta prueba es cuando tendrás que fijarte en el aspecto, el aroma y el sabor de cada plato.

Concreta muy claramente todo lo que tiene que ver con el catering: horas en las que se sirve, nº de cámareros, platos concretos, bebidas, limpieza, montaje, etcétera.s