Escrito por Tendenzias

¿Cómo hacer nata montada?

Cómo hacer nata montada no tiene mucho misterio pero sí que hay que tener en cuenta algunos trucos para que te salga perfecta y no tengas mantequilla.

nata-montada

Es cierto que en cualquier supermercado podemos encontrar ya la nata perfectamente montada y con una aplicación muy fácil sobre cualquier alimento pero, siempre hay un pero, la nata que montáis vosotros en casa puede coger más densidad y con una textura espumosa sin perder cremosidad, por lo que es ideal para rellenar pasteles.

Cuando uno vacía el contenido de la nata líquida por primera vez se plantea ¿cómo consigo yo que esto adquiera cuerpo? ¿Cómo es posible que suceda?

Trucos: cómo hacer nata montada

Antes de pasar a contaros cómo hay que hacer la nata montada, vamos a describir esos pasos previos que son fundamentales para conseguir un buen resultado.

Materia grasa

El primer paso se da en el supermercado cuando vamos a hacer la compra, mucho antes de llegar a nuestras cocinas. Es fundamental que te fijes en la cantidad de materia grasa de la nata líquida que estás comprando, puesto que será esa cantidad la que te permita que la nata quede bien montada.

El mínimo de materia grasa que ha de tener una nata montada es de 35% a 40% y tendrás un buen resultado. Si escoges una nata líquida que contenga menos grasa, puedes conseguir que quede montada pero no es el mismo resultado.

Temperatura bien fría

Para conseguir que la nata quede bien montada es importante que esté bien fría, si no puede cortarse.

Hay varios trucos que puedes llevar a cabo para conseguir que se monte bien: mete la nata en el congelador media hora antes, los materiales que vayas a utilizar los metes en la nevera (varillas, vaso de la batidora o bol de cristal / acero inoxidable) para que estén bien fríos.

Si vas a montar la nata con varillas manuales, es importante que introduzcas el bol donde has vaciado la nata líquida en otro bol más grande que esté lleno de hielos para que no suba la temperatura en ningún momento.

¿Varillas eléctricas o manuales?

El mejor resultado lo puedes conseguir con las varillas manuales pero implica un trabajo arduo de brazo y vas a tener algo más de tiempo pero verás que el volumen que alcanza la nata es mayor.

El uso de las varillas eléctricas es lo más cómodo, aunque es importante que tenga una buena potencia para conseguir que monten adecuadamente y cojan una buena textura.

¡Ojo! Puedes hacer mantequilla

Tal y como lo oyes, si bates demasiado la nata líquida puedes acabar por pasar de la nata montada a la mantequilla por sólo unos instantes de más.

Si montas la nata con varillas eléctricas o un robot tienes que estar pendiente de cuándo comienza a cuajarse y el color mate pasa a tener cierto brillo, porque en cuanto coja densidad ya tendrás tu nata montada.

Si sigues batiendo verás que comienzan a aparecer grumos, lo que nos indica que ya estás más cerca de la mantequilla que de la nata montada. La mejor opción para estos casos es continuar batiendo hasta que consigas una crema homogénea para tener tu propia mantequilla casera, que está muy buena.

tarta-cumpleaños-bizcocho-nata

¿Cómo hacer nata montada?

Teniendo en cuenta todo lo que os hemos comentado anteriormente, os contamos cómo hacer nata montada.

Ingredientes nata montada:

  • 250 ml de nata (mínimo 35% de materia grasa)
  • 2 cucharadas de azúcar (al gusto)

Preparación nata montada:

En un recipiente o en el vaso de la batidora vierte la nata líquida bien fría.

Comienza a batir a baja velocidad para ir aumentando dicha velocidad según vaya cogiendo densidad y vaya espesando.

En el momento en que veas que la nata está casi montada habrá que echar el azúcar y continuar batiendo hasta que veas que ya tiene el cuerpo de una nata montada.

En cuanto la tengas, ya está lista para servir sobre el postre. Si no vas a utilizarla y necesitas estabilizar la densidad de la misma, puedes utilizar estabilizante de nata que puedes comprarlo en las grandes superficies.

Recetas con nata montada

Cuando no estamos muy puestos en repostería, es fácil que uno piense que la nata montada sólo sirve para acompañar un postre o para la presentación del mismo, pudiendo conseguir que sea mucho más vistoso o que se combinen diferentes texturas.

Tronco de galletas y nata

tronco-galletas-con-nata

Éste es un postre increíblemente sencillo de preparar, tanto que la única complejidad que tiene es montar la nata. Así que, aquí tenemos la posibilidad de usar la nata montada combinada con galletas y cubiertas de chocolate, ya os podéis imaginar que pinta muy bien de sabor y textura ¿verdad?

Para que podáis ver el paso a paso, os dejo la receta al completo donde podréis ver las cantidades y el procedimiento, tanto escrito como en fotografías. Sólo tienes que pinchar aquí “Tronco de galletas y nata“.

Cesta de chocolate con fresas y nata

cesta de chocolate con fresas y nata

La complejidad de esta receta reside en hacer una cesta de chocolate con la ayuda de un globo. Puede que a lo mejor no os salga a la primera pero podéis ir probando fácilmente en casa y luego sólo queda montar la nata para rellenarla por dentro y unas deliciosas fresas o cualquier otra fruta que os guste.

Fijaros de nuevo en cuántas combinaciones de texturas y sabores nos presenta esta receta con nata montada. Os dejo el paso a paso de toda la receta pinchando en “Cesta de chocolate con fresas y nata“.

Tarta Kit Kat: tarta de cumpleaños

tarta-cumpleaños-chocolate

Esta receta requiere más de tiempo de preparación que las dos anteriores y el resultado sigue siendo espectacular. Un bizcocho esponjoso que está relleno de nata montada, todo ello cubierto de chocolate, Kit Kat y M&Ms ¿quién podría resistirse a semejante bocado?

Os la recomiendo mucho y, además, os va a servir para practicar cómo montar la nata, demostrar la valía de este ingrediente y disfrutar de cada bocado. Tenéis la receta completa en: “Tarta Kit Kat: tarta de cumpleaños

SaborGourmet.com

Newsletter