Escrito por Tendenzias

Cómo hacer papillote

Una de las técnicas de cocina más utilizadas para preparar platos bajos en grasa, con todo su aporte nutricional y potenciando los sabores es el Papillote. En este artículo os vamos a contar cómo hacer papillote, recetas en papillote y algunas recomendaciones básicas.

Papillote ¿qué es?

El papillote es una técnica de cocina muy fácil de preparar y también muy rápida, que se caracteriza por conservar el aporte nutricional de los ingredientes utilizados, lo que no ocurre con otras formas de cocción. Esto ha supuesto un gran atractivo para aquellos que desean llevar una dieta sana y equilibrada, los que quieren perder peso o controlarlo, pues es una forma de cocción baja en grasas.

En líneas generales, el papillote consiste en envolver el o los alimentos a cocinar dentro de un paquetito de papel de estraza o aluminio (veremos otras opciones y datos a tener en cuenta más adelante), introduciéndolos al horno y cocinándose en su propio jugo.

Otro de los aspectos sensacionales de esta técnica culinaria es que a penas requiere de tiempo de cocción en el horno, sobre unos 10 minutos suele estar listo. Eso sí, el horno siempre tiene que estar precalentado y a la temperatura indicada.

Por tanto, el resultado suele ser un plato jugoso en textura y que presenta tanto los sabores como los aromas potenciados.

Cómo hacer papillote

Para hacer papillote sólo hay que conocer unos pasos básicos y sencillos, que después podrás trasladar al plato que quieras preparar.

Qué papel utilizar para el papillote

Uno de los puntos claves del papillote es el papel a utilizar, puesto que es el que va a permitir que hagamos un cierre hermético y que en él se cocinen los ingredientes. Vais a encontrar en internet una gran base de información contradictoria sobre qué papel es mejor utilizar y cuál es mejor evitar.

El papel más utilizado para esta técnica es el de aluminio, ya que permite un cierre hermético perfecto pero, avisan, de que hay ingredientes (especias, alimentos ácidos) que pueden dañar el papel y generar sustancias nocivas sobre el alimento.

Otra opción son las bolsas de cocción que cada vez es más fácil encontrarlas en los supermercados. Tienen que ser exclusivamente bolsas de cocción y no de congelación, puesto que no estarían preparadas para las altas temperaturas que les va a aportar el horno

El papel vegetal o papel sulfurizado o papel para horno tiene sus detractores y sus defensores. Por una parte, al haber sido expuesto a un tratamiento químico durante su elaboración creen que no es el ideal para esta técnica, pero que tampoco os extrañe que por otra parte os encontréis muchas recetas o recomendaciones realizadas sobre utilizar este papel para el papillote.

Papillote: preparación básica

Los pasos a seguir para una papillote suelen ser siempre los mismos, dependiendo de los ingredientes a utilizar se puede dar un cocinado previo o no. Por ejemplo, salmón al papillote con verduras, en este caso sí que hemos salteado un poquito las verduras pero, en nuestra receta de merluza al papillote, han ido todas en crudo y se han hecho al vapor.

A continuación, los pasos básicos:

  1. Precalentar al horno a la temperatura indicada de la receta (dependerá de los ingredientes con los que se trabaje), que suele ser entre los 180º a 220º.
  2. Cortar un cuadrado del papel escogido.
  3. Echar una gotita de aceite en el centro del papel y colocar en esa zona los ingredientes de la receta.
  4. Cerrar el paquete juntando ambos extremos del lateral y enrollando hacia uno de los lados, que quede prieto y bien hermético. Los laterales pueden cerrarse de igual manera, juntando ambos y enrollando o cerrando como si fuera un caramelo.
  5. Colocar sobre una fuente apta para el horno.
  6. Introducir en el horno durante un tiempo de 10 minutos (también dependerá de los ingredientes y la potencia del horno).
  7. Pasado el tiempo, retirar el papel con cuidado de no quemarse con el vapor y servir.

Recetas con papillote

Son muchos los ingredientes que se pueden preparar con esta técnica culinaria, de momento, ya os hemos indicado dos: pescados y verduras. Cuanto más sabor tengan los ingredientes, más agradable va a ser el resultado del papillote.

Con esta técnica culinaria también podéis preparar otro tipo de ingredientes como mariscos, carnes blancas e incluso frutas. En el caso de esta última es importante tener en cuenta que las frutas deben de tener un tipo de dureza similar puesto que si no podemos encontrarnos con frutas asadas, otras puré y otras durísimas.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

En nuestro caso, os compartimos las recetas que ya tenemos preparadas e iremos añadiendo poco a poco las que vayamos haciendo en casa:

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos