Escrito por

¿Cómo hacer queso fresco?

Imagínate hacer tu propio queso fresco en casa, con un sabor mejor que los quesos comerciales y con todo lo mejor de la cocina casera. Os enseñamos cómo hacer queso fresco con vídeo incluido.

queso fresco
Imagen: lekue

El queso tiene una gran relevancia dentro de nuestra dieta alimenticia y hay tantos tipos de queso con tantos sabores y texturas diferentes que es muy fácil consumirlo diariamente. En el artículo de hoy, os vamos a hablar únicamente de la elaboración casera del queso fresco.

Una vez que probéis a hacer el queso fresco en casa, veréis que os va a resultar muy difícil volver a comprarlo en el supermercado. La realidad es que podéis preparar un queso delicioso utilizando leche entera pero, también hay quien dice que podéis hacerlo con leche semidesnatada o incluso desnatada (nosotros no lo hemos probado con este tipo de leche), consiguiendo una textura perfecta.

Además, todos aquellos que disfrutéis con los sabores auténticos, con la cocina casera y esa sensación de hacer uno mismo las cosas, el queso fresco está hecho para vosotros. Es una tarea relajante además de ofrecer un resultado impresionante.

El origen del queso

El origen del queso se sitúa ya en el antiguo Egipto y se dice que el primer registro del mismo data del año 5.800 a.C. pero, no fue hasta la época del Imperio Romano que el queso recibiría el tratamiento con cuajo que ha llegado hasta nuestros días.

También en la antigua Grecia este alimento tenía un papel fundamental, pues cuenta la historia que Aristeo, guardián del Olimpo e hijo de un dios, fue el que enseñó a los hombres como elaborarlo.

¿Qué leche utilizar para preparar el queso casero?

queso fresco casero

Si quieres hacer un auténtico queso, con todo su sabor y toda su textura, siempre que te sea posible escoge auténtica leche fresca. Esto quiere decir que evites, en la medida de lo posible, hacer queso fresco con la leche del brick, con independencia de la marca que sea, por todos los procesos químicos que lleva y por lo lejos que está de aquella leche que tomábamos antes y que tenía un sabor tan intenso.

La leche fresca no sólo la podéis encontrar en los pueblos, cada vez hay más supermercados que tienen puntos donde se pone a la venta y puedes acceder a ella con facilidad. Esta leche tiene una duración mucho más corta que la leche de brick, hablamos de frescura, es lógico.

Receta: cómo hacer queso fresco

Antes de que nos pongamos manos a la obra es importante destacar la necesidad de limpieza durante todo el proceso de elaboración. La higiene va a ser un elemento imprescindible para poder obtener un buen queso y no otro derivado.

También os tengo que decir que hay múltiples maneras de preparar el queso fresco, podéis encontrar diferentes recetas también en este artículo porque vamos a compartiros unas vídeo recetas que os puedan complementar esta información y así escoger la que más os convenga.

La receta que hoy os compartimos es de Cocinista y Cuajos Nievi.

Queso fresco casero: Ingredientes

  • 2 l de leche entera fresca, pasteurizada
  • 120 g de leche en polvo
  • 1/2 Cc. de cuajo en polvo
  • Agua templada
  • Cucharadita de sal

Cómo hacer queso fresco

En un cazo pon la leche fresca a calentar, siempre prestando atención para que no llegue a hervir. En un vaso coge un poco de agua templada y disuelve en él la sal y el cuajo. Añádelo a la leche tibia y remueve de nuevo hasta que esté bien incorporado. Tápalo con un paño y déjalo reposar durante una hora (aproximado) hasta que cuaje.

Un truco para saber si ha cuajado es colocar una cucharita en el centro, si se sostiene sola es que está listo.

loadInifniteAdd(44636);

Pon el cazo en el fuego a baja intensidad y en pocos minutos verás cómo se ha despegado de los laterales, apareciendo el suero.

Para retirar el suero vas a necesitar un paño limpio o la tela de quesero, lo colocas sobre el colador y todo sobre un recipiente grande. Ya te lo puedes imaginar, sobre el paño ve echando poco a poco la cuajada hasta que esté todo el contenido, lo atas por las cuatro puntas y lo cuelgas para que siga cayendo el suero.

Una vez que esté listo, sólo tienes que deshacer el nudo y colocar el queso fresco en el molde. Que quede bien apretadito y echa sal gruesa por encima o las especies que te gusten para que adquiera sabor y aroma. Déjalo reposar toda la noche.

Al día siguiente ya podrás desmoldar y disfrutarlo.

Imagen: doctissimo.es
Imagen: doctissimo.es

Cómo hacer queso fresco: Más recetas

Como antes os comentábamos, hay diferentes maneras de preparar el queso fresco. En la que os hemos compartido no está incluido el cuajo animal como tal pero, como os podréis imaginar, hay recetas más tradicionales y también existen otras en las que se añade el cloruro cálcico, el cuál tampoco está en esta receta.

loadInifniteAdd(44637);

En los vídeos que os vamos a mostrar ahora vais a poder conocer otras recetas diferentes, tanto en los ingredientes (como os indicábamos las diferencias hace un momento) como en otros procesos de elaboración que pueden variar un poquito.

El primer vídeo es de Gastronosfera, con el que podéis aprender cómo preparar el queso fresco cambiando el limón por el cuajo y conseguir un factor coagulante de igual manera. También, es importante que sepáis que existen diferentes cuajos, tanto vegetales como animales, para aquellos que seáis vegetarianos:

Otro vídeo que os puede resultar interesante es este de Cocinando Juntos, para que podáis continuar viendo cómo hay diferentes modos de preparación y podáis seguir el paso a paso de una manera visual:

Si tenéis alguna duda, comentario o queréis contarnos cómo han ido vuestros quesos caseros, estaremos encantados de leeros en los comentarios y seguir aprendiendo juntos del amplio mundo de la cocina. Por cierto, una duda que me surge ¿vosotros cómo soléis disfrutar del queso fresco? Bañados con piel o jarabes dulces, en ensalada… Contadnos cuál es vuestra forma favorita de consumir este queso.

loadInifniteAdd(50325);

SaborGourmet.com

Newsletter