Escrito por

Cómo limpiar las verduras

Las verduras son (o al menos deberían ser, si lo que queremos es mantener la salud) una parte fundamental de nuestra dieta. Personalmente muchas veces compro verdura y hortalizas, y la perspectiva de lavarla y prepararla me desanima un poco. Hoy te contamos todo lo que necesitas saber para limpiar tus verduras de manera fácil y eficiente.

vegetales

Imagen flit

Muchas veces las verduras en el supermercado se venden pre-lavadas, o aún mejor, completamente limpias cuando la compramos embolsada al vacío. Pero la verdad, aunque a veces es más fácil para preparar (especialmente cunad tenemos poco tiempo), a mi me termina dando la sensación de que más que verduras son otro de esos productos que se dicen frescos pero no lo son. Sí, lo sé, por un lado esto no quiere decir que muchas veces no sean realmente frescas las verduras, y tampoco quiere decir, por otro lado, que yo nunca las utilice. ¡Al contrario!

Pero os reto a comparar una ensalada embolsada con una ensalada preparada de vegetales recientemente cultivados y sacados del jardín. Quizás la primer ensalada se vea un poco más bonita, pero os apuesto que la segunda ¡sabe mucho mejor!

salad

Imagen chotda

Lavar los vegetales es importante. Quizás en la actualidad no parezca un gran problema no lavarlos rigurosamente, sin embargo no muchos años atrás, y aún en muchas partes del mundo, existen riesgos de contraer cólera u otras enfermedades que se contraen, justamente, por no lavar correctamente los vegetales.

Las hortalizas de hoja deben lavarse muy cuidadosamente, refregando bajo el chorro de agua fría hoja por hoja. Las verduras como zanahorias o patatas deben refregarse con un paño o cepillo y retirar el exceso de tierra.

¡Cómo me acuerdo de mi abuela dejando las verduras en remojo en piletones de agua con unas gotas de lejía! Obviamente no voy a recomendaros algo similar, pues no creo que poner lejía en algo que uno va a comer, por más poco que sea, sea positivo o saludable, como tampoco lo es dejar las verduras mucho tiempo en remojo (pierden propiedades y nutrientes). Pero si os recomiendo que prestéis atención a la hora de lavar vuestros vegetales, a fin de cuentas, a nadie le gusta encontrar un gusano en la ensalada ¿verdad?