Compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar

Las compotas de frutas son maravillosas como postre, como parte de un desayuno o como potitos para los pequeños de la casa, sobre todo si se tratan de recetas caseras sin azúcar como esta compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar. Su elaboración es tremendamente sencilla, como os vamos a mostrar, al igual que […]
SaborGourmet.com

Las compotas de frutas son maravillosas como postre, como parte de un desayuno o como potitos para los pequeños de la casa, sobre todo si se tratan de recetas caseras sin azúcar como esta compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar. Su elaboración es tremendamente sencilla, como os vamos a mostrar, al igual que tampoco os va a llevar mucho tiempo hacerla.

Compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar

La compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar es una de esas recetas sencillísima de preparar, dulces sin necesidad de añadir ningún tipo de edulcorante artificial ni ingredientes extras, únicamente solo vamos a utilizar estos tres ingredientes para conseguir un postre maravilloso y saludable.

Hay dos recomendaciones básicas e imprescindibles cuando vamos a utilizar las frutas para hacer algún tipo de dulce, más cuando son las protagonistas del mismo, y que hay que tener en cuenta para hacer la compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar. Es imprescindible utilizar fruta de temporada, al igual que es más que recomendable utilizar fruta en su punto óptimo de maduración, aunque si queréis que sea más dulce tenéis que dejarlas madurar un poquito más. Por ejemplo, cuando se oscurece la piel del plátano no es que se haya estropeado, es que está mucho más maduro y por tanto va a aportar mucho más dulzor. Al igual que para esta compota no cambiéis los plátanos por bananas, estas últimas son menos dulces.

Para conservación óptima de la compota es muy recomendable que utilicéis recipientes herméticos y que las conservéis en la nevera. Las compotas que contienen azúcar se conservan mejor que las que no lo tienen, pero es más saludable optar por su versión más natural. Si queréis hacer mucha cantidad y conservarla bien, podéis optar por congelarla en tarros herméticos y siempre dejando un dedo del tarro sin rellenar.

ANUNCIO

Compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar – Ingredientes

Os dejo las cantidades literales que he usado, pero gramos arriba o abajo da igual, lo importante son las proporciones:

  • 1055 gr. manzana
  • 310 gr. de plátanos
  • 180 gr. fresas

Cómo hacer compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar

Pela las manzanas, les quitas el corazón y las troceas. No hace falta que sean trozos simétricos ni demasiado pequeños. Lo echas en una cacerola amplia de base.

ANUNCIO

Pela los plátanos y lo mismo, cortar y a la cacerola.

Retira la parte del tallo de las fresas, quitas lo que esté feo o verde, las lavas para quitarle la suciedad y las troceas también, echándolas finalmente a la cacerola.

Añades medio vaso de agua a la cacerola y lo pones todo al fuego, a una temperatura media. Puedes taparlo al principio, para que coja más fuerza, después ya ve removiendo de vez en cuando. Tienes que dejarlo al fuego hasta que veas que las frutas están desechas, como si las hubieras triturado, entonces ya las tendrás listas.

Puedes dejar la compota así o puedes pasarle la batidora para dejarla más fina. En esta ocasión, nosotros hemos optado por esta opción y así ha quedado fino, uniforme.

Rellena los tarros donde quieras presentar o conservar tu compota de manzana, plátano y fresas sin azúcar. Déjala enfriar por completo antes de meterla en la nevera o servir. Ten en cuenta las recomendaciones de conservación que te hemos indicado anteriormente.

ANUNCIO

Otras recetas sin azúcar que pueden interesarte son:

5.00 / 5
5.00 - 2 Votos

También te puede interesar