Escrito por Tendenzias

Cordero al horno

Hoy en Sabor Gourmet te traemos una receta muy sencilla que es ideal para esta Navidad y para todos los eventos importantes en los que quieras deslumbrar a tus comensales.

Esta receta es la que hacía mi abuelo año tras año para cada Nochevieja que era cuando nos juntábamos todos, nada más y nada menos, que alrededor de unas 30 personas para cenar por lo que más que una pierna de cordero, se preparaba todo el cordero.

Lo mejor de esta receta es que es muy sencilla y muy sabrosa, por lo que si tienes un amplio número de comensales no te va a requerir mucho tiempo en la cocina.

Y otro punto a favor, el cordero frío o en días posteriores sigue estando buenísimo, por lo que si sobra, no dudes en presentarlo de nuevo al día siguiente porque incluso para algunos puede estar mejor y ser un verdadero descubrimiento.

Ingredientes:

  • Cordero

  • Una cabeza de ajo (mínimo)

  • Sal

  • Perejil

  • Un buen chorro de aceite

  • Laurel

  • Vino Blanco

  • Pastilla de Caldo de Carne

Preparación

A la hora de comprar el cordero podéis pedirle al carnicero que os lo corte en trozos medianos, más bien es una decisión subjetiva y que dependerá de la pieza de cordero que tengáis delante.

La verdad que mi abuelo era bastante saleroso y echaba una gran cantidad de ajo al cordero.

Un detalle que tenía él en la cocina para preparar este plato, es que comenzaba el día anterior a hacerlo para dejar macerar el cordero con la salsa durante 24 horas, pero si lo hacéis dos o tres horas antes también es válido.

Para preparar la salsa que daba la gracia al cordero, echaba en un vaso de la batidora los ajos, el aceite, el perejil fresco cortado en grandes trozos (no es necesario picarlo porque lo vamos a triturar ahora) y la pastilla de caldo de carne.

Ahora sería el momento de batirlo todo y obtendrás una especie de pasta entre amarilla y verde con un fuerte olor a ajos ¿Lo tienes?

A continuación, con paciencia vas untando cada una de las piezas de cordero que has troceado previamente y las vas colocando sobre la fuente d horno que vayas a utilizar. Una vez que tengas todas las piezas lo dejas macerar durante 24 horas (según mi abuelo) en la nevera.

Yo os recomiendo que lo tapéis con un film para que no se desprendan los olores, sino el ajo os acompañará en la nevera!

Pasado el tiempo de maceración, cuando llega la hora de la preparar la cena ponemos el horno a precalentar a una temperatura media de 200º.

Una vez que esté caliente se introduce el cordero, no hace falta añadir aceite porque la salsa a la que le hemos untado tiene el suficiente.

Lo dejamos hacer, cuando veamos que está dorado se le da la vuelta y añades el vino blanco y las hojas de laurel.

Una vez que esté hecho, aproximadamente se hace en una hora, ya estará listo para servir y comer.

¡Buen provecho con esta comida navideña!

SaborGourmet.com

Newsletter