Escrito por

¿Cuáles son las ventajas de cocinar con gas?

A pesar de que hace unos años hubo un “boom” con las cocinas de vitrocerámica y de inducción, hubo personas que continuaron con el gas y hoy os preguntamos ¿cuáles son las ventajas de cocinar con gas?, ¿volveríais a cambiaros?

Erdgas Flammen mit Spiegelung

Una de las cosas que nos recuerda el gas natural es la cocina tradicional, la de toda la vida, la de la abuela cuando se ponía hacer esos platos maravillosos en los que uno tenía que encender el fogón con las cerillas o, más adelante, con los encendedores que eran más seguros.

¿Quedan mejor los platos cocinando con gas?

Personalmente creo que hay platos que cocinados con gas quedan muchísimo mejor. Vayámonos a los platos tradicionales, no sé cómo os irá a vosotros la vitro, pero yo echo de menos unos auténticos huevos fritos, pero fritos fritos.

Lo que ocurre cuando cocinamos con gas es que, al tener el calor instantáneo, los alimentos crean una película exterior que hace que ni el aceite impregne los alimentos y, que queden crujientes por fuera pero jugosos por dentro. Esto es fácil de verlo en las carnes y los pescados, suelen quedar más jugosos y no esa sensación de cocción que a veces pasa con otro tipo de cocinas.

¿Por qué es mejor cocinar con gas natural?

La verdad es que yo no me había dado cuenta de este detalle hasta hace unos días, cuando estuvimos comparando experiencias de cocina entre los compañeros pero, cocinar con gas hace que puedas regular con mayor rapidez y efectividad la temperatura que cuando es con vitro.

Esto se debe a que la llama es regulable, lo que te permite subir o bajar el fuego en un momento y darle más o menos calor; en el caso de la vitro, uno puede aumentar o bajar la temperatura pero al ser algo progresivo, tienes que esperar unos instantes a que se llegue a la temperatura deseada y ahí puede pasar de todo con el plato.

¿Se puede ahorrar con gas natural?

A través de la página web, http://ahorrador.gasnaturaldistribucion.com/, podéis calcularlo por vosotros mismos pero, os adelanto algunos datos. Si sólo se tiene en cuenta la cocina, el gas natural es más económico que la electricidad y ahorrarías 61 euros anuales contando las 14 comidas semanales.

Tendencias actuales en la cocina

La realidad es que no hay una tendencia clara, ni hacia las cocinas de gas ni hacia las cocinas eléctricas. Lo que si está sucediendo, como os comentábamos al principio del artículo, es que muchos diseñadores de cocinas de alto prestigio están volviendo a optar por las cocinas de gas natural, con la llama vista, al estar tan íntimamente relacionado con la tradición, con lo familiar, con los sabores de toda la vida.