Escrito por Tendenzias

Diccionario de cata: la A

Para la expresión de una buena cata de vinos es necesario tener el vocabulario suficiente con el que definir perfectamente el caldo probado, de modo, que todos los entendidos en la materia evoquen por nuestras palabras el bouquet y el aroma del vino.

La A:

Abierto: es el vino que tiene la concentración de oxígeno suficiente como para epxresar todos sus aromas.

Abocado: dícese de aquellos vinos blancos dulces que contienen azúcares naurales residuales (entre 5 y 15 gr/litro).

Acariciante: vino fino y atercipoelado.

Acedo: tendente a la acidez; casi avinagrado.

Aceitoso: vino que por enfermedad está oleoso.

Acerbo: vino áspero, duro y ácido.

Acescente: aroma de acetado de etilo.

Acido: vino en el que predomina el sabor acido procedente de la uva.

Acritud: es el carácter del vino áspero y avinagrado

Acuoso: vino aguado

Afinado: vino brillante capaz de resaltar su aroma y sabor.

Afrutado: vino delicado que trae recuerdos a frutas. Es propio de vinos jovenes.

Agresivo: es la condición de aquel vino capaz de invalidar toda sensación y que nos impide continuar la cata.

Agrillo: vino verde con demasiada acidez

Aguado: vino muy flojo en acidez, cuerpo, grado y color.

Aguja: vino cuyo contenido en carbónico se nota al paladar, que rompe en burbujas, pero no llega a hacer espuma.

Aireado: vino que ha perdido parte de su potencia olfativa por estar demasiado expuesto al oxigeno.

Alcalino: vino con PH muy alto.

Alcohólico: vino que muestra mucho su alcohol al olfato y el paladar.

Aliáceo: vino con ligero sabor a ajos.

Amargo: gusto específico de aquellos vinos enfermos por amargor.

Ambarino: color de algunos vinos blancos, similar al ámbar.

Amigdalino: dícese del vino con sabor a almendras amargas.

Amontillado: vino generoso y ambarino, suave y lleno al paladar.

Amoscatelado: con aroma a moscatel

Añada: año de producción del vino.

Apreciar: estimar las calidades del vino.

Ardor: característica negativa de un vino por tener el PH muy bajo.

Aristocrático: vino fino y elegante.

Aroma primario: aroma volátil procedente de las sustancias del fruto.

Aroma secundario: es el que se produce por las sustancias volátiles procedentes de la fermentación y primera elaboración.

Aroma terciario: es el que procede del periodo de crianza y envejecimiento del vino.

Aromatizado: vino preparado con adición de aromas.

Aspero: vino rudo y astringente, fuerte en taninos.

Astringente: que da sensación deamargo y produce una contracción de las mucosas.

Atejado: vino envejecido que adquiere el color de las tejas.

Atemperado: vino colocado en el sitio que se va a consumir para que alcance la temperatura de la habitación.

Aterciopelado: suave y fino al paladar

Áureo: vino intermedio entre el color pajizo y el color oro.

Austero: vino equilibrado pero sin excesivas cualidades en ninguna de sus partes.

Más artículos

SaborGourmet.com

Newsletter