Escrito por

Empanada gallega: tipos de empanada y cómo prepararlas paso a paso

La empanada gallega es uno de los platos clásicos de la gastronomía gallega que es muy afamada en todas las ciudades, por lo deliciosa que resulta su masa y la sabrosura del relleno. Os mostramos cómo prepararla en casa paso a paso y los tipos de empanada que podéis encontrar.

Completamente contrario a lo que muchos foráneos piensan o se ha escrito por ahí, la empanada no se come sólo en días festivos o en romerías, la empanada gallega se come cuando a uno le apetece. Es decir, no hace falta que sea un día de fiesta para comer empanada, aunque uno puede sentirse muy festivo por tener empanada en casa.

Las empanadas se prepararan en las panaderías con gran frecuencia y durante todos los días del año, al menos en mi zona. Lo que no quita que cuando llegan los días festivos no se compren empanadas o -anécdotas de mi pueblo- se juntan todos los buenos cocineros en el horno comunal para preparar unas empanadas gallegas caseras para comerlas todos juntos en el gran día.

Por ello, la empanada gallega es un plato muy de casa, de todo el año y también de los festivos. Hasta podéis ir a una boda gallega y que se pongan unas porciones de empanada entre los entrantes, eso es visto y no visto.

Empanada gallega: origen

En cuanto al origen de la empanada gallega, bien que nos gustaría a todos saberlo pero es bastante incierto. Hay todo tipo de hipótesis que señalan que podría haberse inspirado en la antigua Persia o que fueron los griegos con sus panes rellenos, no lo sabemos.

Lo que sí os puedo decir es que en el siglo VII comienzan a haber las primeras referencias a las empanadas gallegas pues hay escritos donde se determina cómo tienen que elaborarse.

No sólo porque era un manjar, sino también porque permitía llevar los alimentos bien cubiertos del polvo y de la tierra, la empanada también era fantástica para los viajeros como los labregos.

Además, cuentan las hermosas leyendas de Galicia que los peregrinos sabían cuando estaban llegando a Compostela por el aroma de las empanadas, el pan y las vieiras. Ellos serían quienes contarían el placer que producía disfrutar de una buena empanada, sus sabores y el valor de la gastronomía de Galicia.

En el siglo XII, nos encontramos con pruebas gráficas de la empanada gallega pues -esto es lo mejor- aparece tallada en el Pórtico de la Gloria de la mismísima catedral de Santiago de Compostela. Después de esto, no se puede poner en duda que la empanada gallega es uno de los platos mejor valorados.

Empanada gallega: tipos de empanada

Una de las características clásicas para reconocer una empanada gallega es la masa de la misma, que es como una masa de pan más fina pero igual de crujiente en sus laterales, no como la masa de hojaldre que podemos ver en otro tipo de empanadas (aunque también esta teniendo su acogida en Galicia).

Estas masas de empanada gallega se pueden elaborar con diferentes harinas: de trigo, de maíz, de centeno o puede ser una mezcla de las anteriores. Esto va a depender de la zona o también de los gustos de los clientes, pues es muy habitual que uno encargue las empanadas o, incluso hay zonas donde uno puede encargar la empanada y le lleva el relleno preparado.

En Galicia o en tiendas de gastronomía gallega – que cada vez hay más en todas las ciudades- podréis encontrar una gran variedad de empanadas con rellenos que van desde los más clásicos (que son los que os vamos a mostrar cómo prepararlas en casa) a empanadas gallegas de sardinas, de pulpo, zamburiñas, zorza, lomo, bacalao, vieiras, calamares, bonito, bacalao y un largo etcétera.

Empanada gallega: Cómo prepararlas paso a paso

Como ya sabéis, en nuestro recetario tenemos recetas individuales de cómo preparar en casa una empanada gallega con su paso a paso. Por ello, en esta sección no os vamos a duplicar la información pero sí queremos que la tengáis toda junta y de fácil acceso para que podáis seleccionar la receta de empanada gallega que más os apetezca.

Las cuatro recetas de empanada gallega que os presentamos son igualitas en cuanto a la masa, es la que siempre preparamos en casa y en el pueblo, los rellenos son los que van a variar y que podéis modificar en casa como gustéis.

Como ya habéis visto anteriormente, se pueden hacer todo tipo de rellenos para las empanadas y podéis añadirle otros ingredientes que os gusten para darle un toque más personalizado a vuestras empanadas. Al igual, también podéis cambiar la forma de las mismas, nosotros las hacemos rectangulares por nuestro horno pero podéis hacerlas redondas o como os gusten.

Aquí os dejamos nuestras recetas con los ingredientes para cada una y el paso a paso, sólo tenéis que pinchar en la que os guste para verlo detenidamente. La de champiñones es la única opción vegetariana que tenemos de momento en nuestro recetario de empanadas:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos