Ensalada light con manzana

La ensalada light con manzana es una opción maravillosa para disfrutar de una ensalada refrescante, con una deliciosa combinación de texturas y sabores. A su vez, es una opción fantástica para aquellos que queráis comer un poco más sano y optar por productos frescos en vuestra dieta. Os contamos cómo prepararla fácilmente en casa. Ensalada […]

La ensalada light con manzana es una opción maravillosa para disfrutar de una ensalada refrescante, con una deliciosa combinación de texturas y sabores. A su vez, es una opción fantástica para aquellos que queráis comer un poco más sano y optar por productos frescos en vuestra dieta. Os contamos cómo prepararla fácilmente en casa.

Ensalada light manzana

Ensalada light con manzana

Una ensalada light con manzana admite una gran cantidad de ingredientes variados, sabrosos y riquísimos. Lo light no implica que tengáis que quedaros con una ensalada sosa o sin gracia, todo lo contrario, con esta ensalada vais a comprobar las grandes oportunidades que ofrece un plato como éste.

La manzana, por supuesto, va a jugar un papel fundamental. Esta fruta aporta mucho sabor y textura, combina de maravilla con las hojas de lechuga e ingredientes tan estupendos como los que os vamos a presentar en esta ensalada light con manzana.

Hemos querido añadirle unos frutos secos y deshidratados a la ensalada para que cuente con mayor sabor, más ingredientes y más nutrientes. ¡Serviros al gusto!

Ensalada light con manzana – Ingredientes

Para preparar la ensalada light con manzana requeriremos los siguientes ingredientes:

  • Hojas de espinacas frescas
  • Queso fresco o feta (a vuestro gusto)
  • Manzana
  • Arándanos deshidratados
  • Nueces
  • sal
  • aceite de oliva virgen
  • vinagre o zumo de limón

Preparación de la ensalada light con manzana – Paso a paso

Lava las hojas de espinacas, retira bien el agua y las colas en el recipiente listo para servir.

Desmenuza el queso feta por encima de las espinacas o corta el queso fresco en pequeños trozos. Añade los arándanos y las nueces picadas (hay distintos tipos, de cualquiera de ambas, escoged siempre las que no estén fritas).

Tienes la opción de pelar la manzana o lavarla bien y cortarla a trocitos. Los trocitos de manzana siempre deben ser de proporciones que uno pueda comerse en un bocado. Hay que añadirla en el último paso para evitar que se oxide.

Lo último que nos queda va a ser aliñarla con un poco de sal, aceite de oliva virgen y el ácido que queráis, ya sea un poco de vinagre o zumo de limón.

Después de esto, ya sólo queda servir y disfrutar de la combinación de sabores de esta ensalada light con manzana.

Otras recetas de ensaladas que incluyen manzana en sus ingredientes son:

Ensalada light con manzana
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar