Escrito por

Ensaladas de invierno 2018

Las bajas temperaturas muchas veces no son el mejor aliciente para prepararnos una ensalada. Pero éstas son fundamentales en una dieta saludable. ¿Cómo hacemos? No te preocupes, aquí te contamos las claves para incluir deliciosas y saludables ensaladas durante el invierno (Ver cocina de invierno).

ensalada

Imagen tvol

Es normal que las ensaladas frías no sean muy atractivas cuando hace frío, pero el consumo de verduras y hortalizas es recomendado por nutricionistas dos veces al día, y al menos una debe ser en forma de ensalada. ¿Entonces?

Uno de los mejores trucos para preparar ensaladas durante el invierno es combinar alimentos crudos con alimentos cocidos. De este modo tendremos una ensalada más bien caliente, pues los alimentos cocidos la harán más apetecible para consumir cuando hace frío.

No hay límites para preparar ensaladas, y cualquier receta es una simple recomendación. Lo mejor es usar nuestros gustos y diseñar nuestras propias ensaladas.

¿Cómo hacemos?

Muchos alimentos que pueden cocerse para preparar nuestra ensalada, entre ellos: carnes, pescados, mariscos, arroz, legumbres, patatas, etc. Los alimentos que queremos consumir crudos pueden ser: lechugas, pimientos, tomates, cebolla, pepino, espinaca, etc. Podemos agregar frutos secos como almendras o nueces que son una buena fuente de energía.

La idea es combinar ingredientes de ambas listas para obtener una ensalada templada.

Es muy importante también condimentar nuestra ensalada de forma que se armonicen los sabores. Podemos preparar salsa templadas, con yogur o crema. Podemos usar aceite de oliva, especias, hierbas, vinagretas, sal y pimienta. Esto queda a la decisión de vuestro paladar.

Entre mis ensaladas de invierno favoritas están:

  • ensalada templada de papa, cebolla y huevo: hervir las patatas, quitarles la piel, hacer un par de huevos duros y una cebolla picada. Condimentar con aceite de oliva y sal (la versión de verano es fría y con mayonesa). También podéis agregarle atún.
  • ensalada de gambas y setas: cocinar unos 200 gr de gambas en una sartén con un poco de aceite. Picar. Hacer lo mismo con las setas. Mezclar con un ajo picado, cebolla picada, un tomate, naranja y lo que os apetezca. Condimentar con aceite, acheto y sal.