Escrito por

Estudio de la OCU ¿Sabemos lo que comemos"?

Tras descubrir que hay carne de caballo en las hamburguesas de diferentes establecimientos, ahora alertan sobre el riesgo que hay de “cuadruplicar” el nivel de aditivos admisibles en los alimentos.

En primer lugar, antes de hablar de cosas serias permitidme que le pongamos un toque de humor al día con este vídeo:

Cuatro veces más aditivos

A pesar de que cada vez procuramos cuidar más nuestra alimentación, o esa es mi esperanza para cada uno de vosotros, los recientes estudios de la OCU muestran que la dieta de una persona adulta puede superar 4 veces la cantidad de aditivos aconsejados.

Un aditivo alimentario podríamos definirlo como una sustancia que se agrega tanto a bebidas como a alimentos en cantidades muy concretas para modificar o mejorar su elaboración o conservación.

aditivos-alimentos

Estos aditivos pueden resultar dañinos para la salud cuando se consumen en unas cantidades excesivas, pero en su mayoría ni producen alergias ni son peligrosos. Un aspecto que siempre tenemos que tener en cuenta es que cuando consumimos varios alimentos estamos consumiendo mayor cantidad de aditivos y es esa acumulación la que puede suponer un riesgo.

El aditivo que se toma de ejemplo son los sulfitos y en esta guía podemos ver cómo se pide a la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria que fije una cantidad máxima de los conservantes que se pueden ingerir basándose en el peso del adulto.

Cantidad ingerida vs cantidad aconsejable

Un ejemplo claro y que podemos poner en práctica en nuestro día a día, es que un adulto de unos 70 kilos, lo aconsejable para su salud, es que no ingiera más de 49 miligramos al día.

crveno-vino_thumb.jpg

En la actualidad, tal y como hemos podido ver en el estudio de la OCU, las dietas que están compuestas de alimentos como los frutos secos, la carne, los crustáceos y el vino pueden llegar a suponer una ingesta de 63 y 224 miligramos de sulfitos.

Esto teniendo en cuenta que el consumo de estos alimentos haya sido moderado, a pesar de ello, puede traducirse a un déficit de la vitamina B1 o provocar reacciones alérgicas.

Verdaderamente es aconsejable leerse la guía a la que podéis acceder a través de la página web de la OCU.

loadInifniteAdd(44636);