Garbanzos fritos con tomate y atún

SaborGourmet.com

Los garbanzos fritos con tomate y atún son un plato sencillísimo de hacer, muy completo y que podéis hacer un muy poco tiempo. Un plato saciante, sabroso y con un alto valor nutritivo. Os contamos cómo hacerlo paso a paso.

Receta Garbanzos fritos con tomate y atún

Si sois de los que pensáis en los garbanzos únicamente para disfrutar de un buen cocido o un potaje, os habéis estado perdiendo una grandísima variedad de recetas con garbanzos, súper fáciles de hacer y súper ricas. Un ejemplo de ello esta receta de garbanzos fritos con tomate y atún.

Una de las mejores recomendaciones que podemos ofreceros es que tengáis siempre en la despensa un bote de garbanzos cocidos. De esta manera, vais a tener siempre una comida o una cena lista en muy pocos minutos. En el blog tenéis una gran variedad de recetas de ensaladas preparadas con garbanzos como de garbanzos fritos en la sartén, lo que le da una vidilla deliciosa. Ni qué deciros que con un bote de garbanzos podéis hacer todo tipo de hummus, de nuevo, otra comida súper rápida, rica y nutritiva.

Con esta receta de garbanzos fritos con tomate y atún vais a tener un plato nutritivo, delicioso y rápido de preparar. No tiene ningún ingrediente que no podáis tener en casa previamente y si le dais un toquecito con alguna especia veréis que queda absolutamente divino, como puede ser un poco de comino… Delicioso.

ANUNCIO

Este tipo de receta también la podríais hacer sin pasarlo por la sartén, ponerlo todo en crudo, pero pasarlo todo por la sartén le da una textura, un aroma y un sabor completamente diferentes. Por lo que, si no lo habéis probado nunca, os animo a lanzaros a esta sencilla preparación y disfrutar de estos garbanzos fritos con tomate y atún.

Garbanzos fritos con tomate: Ingredientes

Para dos personas:

  • Bote de garbanzos cocidos
  • 1 puñado de tomates cherry
  • 1 lata de atún
  • 1 cebolla mediana
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Especias al gusto

Garbanzos fritos con tomate: Preparación

Si no usáis un bote de garbanzos cocidos es importante que el día de antes los pongáis en remojo y después los ponéis a cocer en agua con un poco de sal. Si es un bote, vaciar los garbanzos sobre un escurridor y los laváis bien para que pierdan el agua de conservación.

En una sartén echamos un chorro de aceite de oliva y, cuando esté caliente, se añade la cebolla cortada en juliana con un poco de sal. Dejamos que se vaya pochando poco a poco.

Abre la lata de atún, se desmiga y se sofríe un poco junto con la cebolla.

Añade los garbanzos y sofríelos.

Mientras tanto, corta los tomates en dados y en el último momento se añaden estos, puesto que van a soltar agua y harían que perdieran la fritura los garbanzos.

Una vez esté todo bien hecho, sólo queda servir y disfrutar.


Si queréis preparar otras variedades de garbanzos fritos, os dejamos estas dos recetas con las que disfrutar muchísimo:

3.00 / 5
3.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar