Escrito por Tendenzias

Gelatina: usos y trucos

Ya hablamos anteriormente de la gelatina, sus propiedades y el hecho de que está presente en múltiples productos de nuestra vida diaria. Hoy les contamos por qué es importante incluirla en nuestra dieta diaria y les dejamos algunos consejos y trucos.

584

Imagen recetasdiarias

Siempre se consideró normal el uso de la gelatina en la repostería y para la preparación de postres. Sin embargo, por ser una proteína en estado puro, la gelatina es ideal para preparar diversos platos, tanto dulces como salados.

Gracias a la gelatina podemos disfrutar de productos alimenticios, como margarinas, yogures y quesos que son reducidos en grasas y ricos en proteínas y vitaminas. Lo mejor de la gelatina es que es reducida en grasas, por lo que es importante en un régimen de alimentación saludable, y es un complemento ideal para quienes estén haciendo dieta.

gelatina

Imagen recetaslight

La gelatina también tiene propiedades que mejoran la salud de nuestros cuerpo. Entre ellas se cuenta que es altamente recomendable para mejorar la estructura de huesos, cartílagos y tendones. Es por eso ideal para prevenir osteoporosis y artrosis. También sirve para mejorar la calidad del cabello y uñas por su composición colagenosa.

Para usarla en la cocina necesitamos saber que para, por ejemplo, hacer postres y aspics necesitaremos 9 gramos por medio litro de agua. Si el postre con gelatina se va a cocinar, sólo hay que diluir la gelatina con agua fría e incorporarla a la preparación. Si lo que se va a preparar es un postre frío es mejor calentarla a fuego lento con un poco de agua y luego ir incorporando, sin dejar de mezclar, al resto del agua o crema fría hasta que se incorpore perfectamente.

Hay que tener cuidado de no hervir la gelatina pues en tal caso perderá su poder gelificante. También, si queremos preparar postres combinando gelatina con ananá o kiwi, pues estas frutas portan una enzima que impide la gelificación. Para solucionarlo sólo hay que escaldar las frutas antes de incorporarlas.

Por último, para quienes quieran preparar aspics, tengan cuidado de  no congelar la gelatina, pues se volverá quebradiza y perderá su elasticidad y suavidad.

SaborGourmet.com

Newsletter