Escrito por

Grimbergen, ardet nec consumitur

Os preguntaréis sobre el extraño título de este post, pero ese lema, “ardet nec consumitur” (quemada, no consumida), es el que figura en la etiqueta de las botellas de Grimbergen, una exquisita cerveza belga de las consideradas de abadía.

Grimbergen

Recordemos que las llamadas cervezas de abadía son aquéllas que se elaboran según recetas tradicionales de antiguos monasterios pero que actualmente ya no se hacen en las propias abadías sino en fábricas cerveceras. En este caso, la Grimbergen es una cerveza elaborada por Alken Maes mediante una receta tradicional adquirida no hace demasiados años a los monjes de la Abadía de San Norberto, quienes empezaron a elaborarla en el año 1128. Esta abadía estaba situada precisamente en Grimbergen, una población de Bélgica.

Cinco son las modalidades con las que podemos encontrarnos:

  • Blonde: dorada de 6,7º, con un color cristalino y muy refrescante, ideal para acompañar los conocidos mejillones con patatas, típico plato belga.
  • Double: cerveza oscura de 6,5º, exquisita y de sabor pleno caramelizado, doble fermentación y una espuma generosa que deja el cristal de la copa blanco y esponjoso. Esta cerveza se sirve a temperatura ambiente y sirve de acompañamiento a carnes y brochetas.
  • Triple: cerveza de triple fermentación, un poco más amarga que la anterior pero de un color ocre dorado intenso. Su mayor graduación, 9º, hace que se te llene la boca de su sabor y que quede un regusto final a malta. Es ideal para acompañar los pescados.
  • Optima Bruno: cerveza braseada de 10º, con un sabor dulzón al principio pero un regusto fuertemente amargo en el que se deja notar la alta graduación que contiene. Su pequeño toque caramelizado sirve para tomar después de las comidas.
  • Cuvée de L’Ermitage, de 7,5º, alta fermentación y sabor intenso, afrutado y ácido.
  • Grimbergen Dorée: cerveza ambarina de 8º de alta fermentación y una última fermentación en botella.

Grimbergen double

La botella es baja y gruesa pero es muy llamativa, pues su etiqueta destaca por el emblema de Grimbergen, con un águila sobre una vidrieras. La copa es de boca ancha y servida, la cerveza Grimbergen da una imagen exquisita y refrescante, ideal para esos momentos en que tanto nos gusta disfrutar de una buena cerveza, saboreándola lentamente.

SaborGourmet.com

Newsletter