Escrito por Tendenzias

Hojaldre con leche condensada y fresas

Hojaldre con leche condensada y fresas, un postre sencillo de preparar y que os va a sorprender muchísimo el resultado. Podéis hacerlo en forma de trenza, de enrollados o con la forma que le hemos dado nosotros, que os mostramos ahora cómo prepararlo.

Cuando uno lee “hojaldre con leche condensada y fresas” puede pensar que va a estar demasiado dulce pero, la realidad, es que no es así pues las fresas no son extremadamente dulces por si mismas y el hojaldre hay que endulzarlo, por lo que el resultado global es de un dulzor perfecto.

Como antes os comentaba, este hojaldre con leche condensada y fresas podéis presentarlo de diferentes formas en función de vuestros gustos o del tiempo que podáis dedicarle en la cocina. En mi caso, lo preparé en muy poco tiempo y al final le di el aspecto como si fuera un strudel.

No os lo he dicho todavía pero ¡es muy sencilla de preparar! Además, se necesitan muy poquitos ingredientes y la textura del interior parece más la de una trenza bien elaborada que la de un crujiente hojaldre.

Esta deliciosa receta la hemos hecho guiándonos por el perfil de Cocinando con la frutera, a la que podéis encontrar en Facebook por ese nombre. ¡A ver qué os parece!

Hojaldre con leche condensada y fresas: Ingredientes

  • 4 fresas grandes
  • Leche condensada (unas cucharadas)
  • 1 lámina de hojaldre fresca

Hojaldre con leche condensada y fresas: Preparación

Pon a precalentar el horno a 190º.

Extiende la lámina de hojaldre sobre una superficie seca y echa unas cucharadas de leche condensada. Con ayuda de un cuchillo de untar ve extendiéndolo por toda la superficie.

Lava las fresas, retira las hojas verdes y córtalas en trocitos pequeñitos. Échalas por encima del hojaldre y cúbrelo en su mayoría con ellas.

Una vez lo tengas, comienza a enrollar el hojaldre poco a poco, presionando ligeramente mientras enrollas para que las fresas queden en posición. Una vez lo tengas, deja el pliegue de cerrado en la parte de abajo.

Aquí tenemos dos opciones. Si quieres puedes cortar rodajas de 1 o 2 cm de hojaldre y tendrás unos enrollados preciosos, siempre que hayas presionado bien para que quede prieto y estrecho, sino se puede abrir; o bien, puedes dejarlo un poco menos prieto y tal como está, ya estaría listo.

Antes de meterlo en el horno, con cualquiera de las dos opciones tienes que pincelarlos con otro poquito de leche condensada.

Después de eso, lo metes en el horno unos 20 a 25 minutos, en función de cada horno y su potencia. Importante, si ves que la leche condensada se quema y empieza a coger un tono muy tostado, cubre tu hojaldre con un poco de papel de aluminio para que se siga haciendo por dentro sin que se tueste en exceso por arriba.

Pasado este tiempo, se retira y se deja enfriar.

Para servirlo, puedes tomarlos así solos (impresionante), acompañarlos con una bola de helado o como más te guste. ¡Espero que os encanten!

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Hojaldre con leche condensada y fresas: Recomendaciones

Hay que tener especial cuidado con la leche condensada que se va a echar pues con el calor es muy posible que alguna gota salga del interior del hojaldre y, además de mancharos el horno, el olor a leche condensada quemada no es agradable.

Por tanto, echad la cantidad de leche condensada que queráis (yo he echado bastante) pero tomad precauciones.

Hojaldre: recetas

Si queréis ver cómo podéis utilizar el hojaldre con estas recetas diferentes, aquí os dejo un recopilatorio de nuestras diferentes recetas:

Recetas de hojaldre: chocolate, dulces y saladas

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos