Escrito por Tendenzias

Sidra asturiana: historia y recetas

A pesar de que hoy día parece que la sidra está ligada a fechas tan famosas como la navidad o la nochevieja, la realidad es que se toma sidra durante todo el año y es una bebida estupenda para acompañar platos de la gastronomía asturiana.

SidraSidra asturiana: historia

El zumo fermentado de la manzana, la sidra, se cree que es una bebida que se consumía ya en la antigüedad por los celtas, los griegos y los romanos. En aquel entonces, más como una especie de mosto que como la sidra que conocemos hoy día, ya que se cree que las manzanas no contendrían los suficentes azúcares para convertirla en una bebida fermentada.

Son muchos los documentos que se conservan de la Edad Media, siendo ya en el siglo VIII y IX cuando se encuentran documentos en los que se mencionan los pomarales asturianos, como el de la fundación del Monasterio de San Vicente en el año 781.

Continuamos encontrando referencias a esta bebida a lo largo de la historia. En los documentos visigodos en los que se habla de la sicer y encontramos otra cita más en la obra de Gonzalo de Berceo -Vida de Santo Domingo de Silos, siglo XIII-, que la mencionó con su actual término, castellanizado, sizra.

En los siglos XII y XIII, la explotación del manzano se convierte en una de las fuentes más importantes de Asturias. Con el paso de los años, debido a la escasez de alimentos, a veces quedó en segundo plano pero esta bebida continuaba en la vida de los asturianos.

Por no retenernos mucho más en la historia, en el siglo XIX se produce un importante aumento del consumo de la sidra pero no es hasta el siglo XX cuando su consumo está perfectamente consolidado.

Sidra asturiana: elaboración

Sidra asturiana

Es el otoño cuando empieza la temporada de la sidra con la recolección de la fruta. Estas se llevan a los lagares donde son prensadas y trituradas. Las manzanas se echan en los duernos donde son machacadas con unos mazos que se llaman mayos. Los restos de la manzana ya triturada o magayos se retiran y se guardan en maseras, unos recipientes de madera donde se dejan antes de ser pisados al día siguiente. Son prensadas entre vigas de maderas y el resultado de esa prensa es el zumo de manzana, una sidra dulce que se deposite en las pipas, unos recipientes de 450 litros. el proceso de prensado dura unos seis o siete días.

La sidra, depositada en toneles, se mantiene allí unos 6 meses para su fermentación, tiempo en el que constantemente, por la tapa, expulsará los gases y una espuma un tanto sucia. Para evitar que la fermentación se detenga, continuamente hay que andar llenando los toneles en la misma cantidad en que va saliendo ese gas y espuma. Se suele incluso hacer trasiegos, que es mezclar sidras de distintos toneles para obtener una sidra más homogénea.

La sidra natural tiene un color brillante, amarillo, dorado y finamente verdoso, que presenta pequeñas burbujas y un aspecto denso. Al olfato es limpio, a manzana, e incluso algunos componente cítricos. En la fase gustativa, la sidra tiene un sabor seco inicial, pero se prolonga en boca.

Sidra asturiana: Cómo se sirve la sidra

Sidra asturiana escanciar

La sidra es la única bebida que se escancia y, esta palabra hace referencia a una manera particular de servir la bebida. No se escancia ni el vino ni la sidra espumosa, únicamente la sidra asturiana.

Os vamos a dejar un vídeo para que podáis verlo con detenimiento pero, por adelantaros la información, el hecho de escanciar consiste en que el líquido de la botella caiga sobre uno de los bordes del vaso – para ello tiene que estar en un ángulo de 45 grados aproximadamente – para conseguir que la sidra adquiera las características de una bebida con gas y se dispersen los posos de la sidra.

En el vídeo que os vamos a compartir a continuación podréis conocer más detalles sobre cómo escanciar la sidra y algún consejo para que os resulte más sencillo. Dicho esto, no os extrañéis si a la primera no sale, hay que pillarle el truco:

Sidra asturiana: recetas

La sidra asturiana natural la puedes acompañar con multitud de platos, sobre todo, de mariscos y pescados.

Por supuesto, ni qué decir cuando se trata de disfrutar de la gastronomía asturiana, momentos en los que la sidra se convierte en la mejor bebida para acompañar platos como el famoso cachopo. Una de las recetas típicas de Asturias y que contiene sidra en su preparación son los chorizos a la sidra.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Chorizos a la sidra: Ingredientes

  • 6 – 8 Chorizos frescos
  • 1 botella de Sidra
  • Hoja de laurel
  • Aceite

Chorizos a la sidra: Preparación

No tiene ninguna dificultad preparar este plato, tal y como estás viendo los ingredientes son muy pocos. Sólo tienes que pinchar aquí “Cómo hacer chorizos a la sidra” para que puedas ver el sencillo paso a paso de este plato asturiano.

SaborGourmet.com

Newsletter
Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos