Las cestas de Navidad, una tradición gastronómica que no pasa de moda

Si hay algo que nos llena de alegría e ilusión, es una cesta de Navidad. Con la edad adulta es una especie de sustituto de la sorpresa de los regalos de los Reyes Magos. Se habla de si "me van a dar cesta de Navidad", se compara lo que había en la cesta del año […]

Si hay algo que nos llena de alegría e ilusión, es una cesta de Navidad. Con la edad adulta es una especie de sustituto de la sorpresa de los regalos de los Reyes Magos. Se habla de si «me van a dar cesta de Navidad», se compara lo que había en la cesta del año pasado, te quedas sin palabras cuando te llega una «cesta sorpresa» que no esperabas…

Origen de las cestas de Navidad

Mientras que muchas otras tradiciones han ido perdiendo fuerza por el empuje de la globalización, las cestas de navidad llevan muchos siglos en España, más de lo que te puedas imaginar.

Nos remontamos a las décadas de esplendor del Imperio Romano para fechar su origen. Este data de antes de que el cristianismo fuera la religión oficial y se obsequiaba con un «lote» durante las fiesta de las saturnales. El patrón ofrecía a sus trabajadores, con motivo de esta festividad del mes de diciembre, una cesta de mimbre en la que se incluían alimentos de calidad como hojas de laurel o higos.

La cesta de Navidad en España

Viviendo en un país gastronómicamente tan espléndido como España, la cesta de Navidad es un bonito escaparate de algunos de los mejores productos con los que patrones y empresas (y en la actualidad muchas personas también) agradecen y felicitan la Navidad y el Año Nuevo a sus personas cercanas, empleados y clientes.

Las cestas de Navidad en España casi siempre cuentan con cava, embutidos ibéricos, vinos con D.O. y selectos dulces artesanales, entre muchas otras posibilidades.

¿Queréis regalar cestas de Navidad y no tenéis claro qué incluir? Seguid leyendo.

¿Qué debe incluir la cesta de Navidad perfecta?

La cesta de Navidad perfecta dependerá de a quién le sea obsequiada y de sus gustos, pero os vamos a dar una serie de ideas para acertar en casi cualquier ocasión.

La gran ventaja de regalar una cesta de Navidad es que, además de la ilusión que hace a quien la recibe, es un regalo útil y que se comparte con los seres más allegados, por lo que tiene un significado más profundo.

Dulces artesanales

En otras culturas menos centradas en la buena mesa no hay tanto donde elegir, pero en España los dulces navideños son muchos y variados y no deben faltar. Mazapanes, polvorones, alfajores y los imprescindibles turrones son el postre y el picoteo entre horas de cualquier celebración navideña.

Embutido y queso de calidad

Pasamos del postre a los entrantes directamente. Jamón, lomo, chorizo, salchichón y quesos son un mapa del buen hacer a lo largo y ancho del país. Casi todas las mesas en Navidad abren boca con embutidos como aperitivo o entrante en su menú de Navidad.

Vinos, sidra, cava y licores con Denominación de Origen

Un buen vino para regar la comida y un fabuloso cava o sidra para acompañar los dulces no pueden faltar en tu cesta de Navidad para que quede completa.

Aceites de Oliva Virgen Extra

Un regalo al alza en los últimos años es el Aceite de Oliva. Una cesta pensada para los más «sanos» y que más se cuidan no puede olvidar incluir una botella de AOVE.

Productos gourmet

Bombones, sal natural en escamas, conservas de pescado y muchas otras delicias para los paladares más exquisitos.

También te puede interesar