Escrito por

Lasaña de pavo y queso

Si queréis probar un plato diferente y disfrutar del sabor de una buena bechamel os proponemos esta lasaña de pavo y queso que sólo de ver la foto ya babeo.

Lasaña de pavo y queso

Sólo por la pinta apetece darle un mordisco a la pantalla ¿verdad? La receta de hoy nos la ha mandado Isabel Benito y Juani Alonso, una lasaña que sólo con ver la foto a mí se me hace la boca agua y quieren compartir la receta con todos los gourmets. Aquí podéis ver su foto:

La lasaña de pavo y queso la hemos preparado en casa, tal y como ellas nos la han descrito, y os puedo contar que el resultado del plato es absolutamente sensacional. Tiene una cremosidad sublime, con todo el queso fundido, un plato que resulta más ligero que otro tipo de lasañas y que, además, tiene un sabor suave pero sabroso.

La receta que os compartimos de lasaña de pavo y queso está pensada para una o dos personas.

Lasaña de pavo y queso – Ingredientes

  • 3 placas de lasaña
  • 2 lonchas de pavo/capa
  • 2 lonchas de cameros/capa
  • Queso Edam y mozzarella

Para la bechamel

  • 2 cucharadas de harina bien colmadas
  • Leche entera
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo hacer lasaña de pavo y queso

Comprueba si las placas de lasaña que has comprado necesitan una preparación previa, si es así, sigue las instrucciones.

Preparamos la salsa bechamel: en un cazo o sartén antiadherente ponemos un chorro de aceite de oliva y cuando esté caliente añadimos las cucharadas de harina, removemos constantemente para que se tueste pero sin llegar a quemarse ni pegarse.

Cuando haya cambiado su color añadimos la leche poco a poco sin dejar de remover. Una buena bechamel implica trabajo, así que remueve constantemente hasta que coja la textura deseada y la bechamel esté bien hecha, es decir, que no sepa ni a harina ni a leche, sino a bechamel. Para ello, prueba y añade la sal al gusto.

Pon el horno a precalentar a unos 180º.

Cuando la tengamos lo único que nos queda es montar la lasaña:

  1. En el recipiente escogido pones una cucharadita de bechamel en el fondo
  2. colocas una placa de lasaña,
  3. encima dos lonchas de queso y sobre éstas dos lonchas de pavo (si son finas)
  4. cubre con un poco de bechamel por encima.
  5. En la última capa, echa por encima la mezcla de queso rallado de Edam y Mozzarella (tal como nos propone Isabel) o podéis utilizar cuatro quesos.

Ahora sólo queda meterlo unos 20 minutos en el horno para que el queso se derrita y todos los ingredientes cojan la misma temperatura.

Pasado este tiempo lo pones a gratinar y en cuanto veas que coge el tono dorado que tú quieras lo puedes servir en la mesa.

¡A disfrutar!

Otras recetas que os pueden resultar deliciosas son:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos