Escrito por

Los mejores cereales para un desayuno saludable

El desayuno es sin lugar a dudas un momento fundamental si lo que queremos es comenzar el día plenos de energía y activar el metabolismo desde el primer instante. Iniciar la jornada alimentándonos de la mejor manera posible es primordial para tener un alto rendimiento durante las largas horas de trabajo, estudio o actividad física que nos esperan.

En un buen desayuno no pueden faltar nunca los jugos de frutas naturales ni los lácteos. La presencia de azúcares no refinados, es muy recomendable. Uno de los elementos más importantes en nuestra comida de la mañana son los hidratos de carbono y la mejor manera de incorporarlos es a través de los cereales. Pero no solo realizan este aporte, sino que también contribuyen con una serie de nutrientes esenciales para el funcionamiento del organismo y grasas en bajos niveles. No es de extrañar, entonces, que sean uno de los principales alimentos a incorporar en cualquier desayuno balanceado, de allí que realizar la elección más conveniente no sea un tema menor.

Si bien muchos de los cereales se identifican comúnmente por su nombre – como es el caso de los famosísimos Special K –, lo cierto es que conviene reconocer las distintas variedades existentes por sus características particulares:

-Los copos, si bien están elaborados a partir de harinas refinadas, compensan los efectos del proceso gracias a la fuerte presencia de vitaminas y minerales. Entre sus ingredientes principales podemos encontrar azúcar y malta.


-Los cereales inflados suelen tener menos contenido de fibra que otras variedades. La materia prima con que están hechos es harina refinada proveniente de diferentes tipos de granos con la que se producen pequeños trozos de masa a los que se le insuflan aire.
-Los cereales integrales están elaborados con granos de cereal enteros. Aportan fibra en mucha mayor proporción que los derivados de harina refinada.
-El muesli se basa en los cereales, pero incluye también frutos secos (nueces, avellanas, almendras), frutas deshidratadas (pasas, plátano, coco, manzana, frutas rojas, etc.) y semillas (girasol, lino o sésamo, por ejemplo). Es una variedad muy rica en fibra.
-Las barritas de cereales, por último, pueden incorporar frutos secos, frutas deshidratadas, copos de avena, salvado, diversos componentes lácteos, semillas o chocolate, entre muchas otras opciones. Constituyen una forma saludable, fácil y práctica de desayunar cereals como Special K cuando no disponemos del tiempo suficiente para sentarnos a la mesa.

¡Las opciones están servidas, solo resta elegir según el gusto!