Escrito por

Mantecados

Hoy en Sabor Gourmet os presentamos un postre típico español, una receta que podréis hacer en vuestras casas con facilidad y con un resultado excelente. Veréis que es excelente para cualquier época del año!

Para todos aquellos que apostáis por lo casero y que os apetece disfrutar de una delicia os presentamos las recetas de los mantecados.

Ingredientes:

  • 200 de azúcar
  • 150 de almendra cruda
  • 2 yemas de huevo
  • 250 de manteca de cerdo
  • 500 de harina
  • Limón (piel)

Preparación

El primer paso a realizar será convertir el azúcar en azúcar glass, el procedimiento es sencillo, coloca la cantidad de azúcar que necesitas en el vaso de la batidora y pulverízalo, en unos minutos comprobarás que ya la tienes lista!

Añade la ralladura de un limón al azúcar, siempre evitando la parte blanca del limón porque dará un toque agrio o ácido a la pasta. En una picadora, introduce las almendras crudas hasta que se conviertan en polvo.

En un bol o recipiente alto pon el azúcar, el limón y las almendras e incorpora las yemas de huevo, mézclalo bien. A continuación, incorpora la manteca de cerdo y la mitad de la cantidad de harina amasa bien todos los ingredientes para que vayan mezclándose de manera homogénea y a continuación, añade el resto de la harina y continúa mezclándolos.

Termina de amasar todos los ingredientes y conviértelo en una bola. El siguiente paso será meterlo en una bolsa de plástico, ciérrala bien y métela en el frigorífico durante al menos 30 minutos.

Cuando saques la masa colócala sobre una lámina de film transparente (puedes dividir en dos la masa si te resulta más sencillo), estira la masa hasta que consigas que quede a un centímetro de grosor. Será entonces el momento de cortar la pasta en la forma y tamaño que más te guste y mientras tanto, precaliente el horno a 180º.

Las pastas que vayas obteniendo colócalas sobre un papel vegetal y ponlo en una bandeja para horno, introdúcelas y déjalas durante 12 o 15 minutos sin que lleguen a dorarse para que queden blanditos.

Una vez pasado el tiempo, saca las bandejas del horno y deja que las pastas enfríen sobre una rejilla. A continuación, espolvorea con el azúcar glass, para que te sea más fácil puedes utilizar un colador de agujero muy fino para que vaya cayendo poco a poco el azúcar sobre las pastas y no de golpe.

¡Y ya estarían listos para comer!

loadInifniteAdd(44636);

fuente: lostragaldabas.blogspot.com imagen 2, imagen3

SaborGourmet.com

Newsletter