Escrito por

Masas de naranja

Esta receta es muy fácil de preparar y os garantizo que estas masas de naranja son deliciosas. Esponjosas y cubiertas de una húmeda capa azucarada, son ideales para acompañar un café.

naranja

Imagen CdePaz

Ingredientes:

  • 1 taza de azúcar molida
  • 100 gr de manteca (derretida)
  • 1 huevo mediano
  • 1 naranja (la cáscara y el jugo)
  • 2 tazas de harina leudante (quizás un poquito más)
  • 3/4 taza de leche
  • polvo para hornear royal
  • 1 taza de azúcar impalpable
  • agua tibia y un poco de jugo de naranja extra

Preparación:

Primero vamos a prender el horno para ir precalentando, dejarlo en moderado mientras cocinamos.

Ubicar el azúcar molida en un bol y agregar la manteca. Mezclar bien con una cuchara hasta que ambos ingredientes formen una pasta homogénea. Agregar el huevo y mezclar bien. A continuación rallar la cáscara de una naranja (bien lavada) e incorporar a nuestra preparación. Agregar a continuación el jugo de casi toda la naranja (dependiendo de que tan fuerte queramos que quede nuestra receta, podemos usar media naranja o toda entera).

Mezclamos bien y agregamos una taza de harina leudante con una cucharadita de polvo para hornear. Mezclar bien e incorporar un poco de leche (la mitad de lo recomendado). Debemos ir controlando que la mezcla tenga una textura ni muy líquida ni muy grumosa. Agregar la otra taza de harina con polvo para hornear. De hacer falta agregar un poco más de leche o harina. ¡Atención! Debe tener una textura esponjosa nuestra masa).

Enmantecar y enharinar un molde de entre 20 y 22 cm, rectangular. Verter la masa en el molde, emparejar bien los bordes y llevar a horno moderado por entre 20 y 25 minutos. La masa no debe estar muy dorada. Se puede pinchar con un palillo o un cuchillo para saber si está cocida. Retirar y dejar enfriar.

Una vez fría vamos a preparar la cobertura. para eso usamos una taza de azúcar impalpable y agregamos una cucharada de agua tibia o caliente y una o dos cucharadas de jugo de naranja. Mezclamos bien formando una pasta blanquecina que se pueda trabajar pero no sea muy líquida, agregar azúcar o agua de ser necesario (la misma cobertura se puede hacer con unos 250 gr de azúcar impalpable, será más gruesa y dulce). Cubrir la torta con la preparación. De ser necesario utilizar una cuchara medio caliente para emparejar la cobertura.

Cortar en cuadrados y servir con café.

SaborGourmet.com

Newsletter