Escrito por

Mousse de chocolate blanco

Te enseñamos a preparar una Mousse de chocolate blanco impresionante, con una textura espumosa y muy rápida de preparar.

mousse_chocolate_blanco

Esta mousse de chocolate blanco es una auténtica delicia, el sabor es suave y no excesivamente dulzón, perfectamente se puede combinar con un mousse de chocolate negro, unos frutos rojos o cualquier textura y sabor que os guste.

Para esta receta tenemos dos opciones, tener un brazo impresionante para montar claras y nata o hacernos con unas varillas eléctricas. Por supuesto, recomiendo la segunda opción, podéis encontrarlas por 15 euros (y de calidad) o incluso, por menos; no sólo las vais a utilizar en esta receta si no para cualquier bizcocho o crema ¡es un acierto!

Las cantidades que os damos a continuación dan para 3 mousses bien hermosas, así que podrían ser más en función del recipiente que utilicéis para presentar.

Ingredientes

  • 125 gr. de chocolate blanco
  • 150 gr. de nata
  • 50 gr. de leche
  • 2 claras de huevo

Preparación:

Pon un cazo al fuego con la leche y, en cuanto dé el primer hervor, lo retiras y echas el chocolate blanco troceado. Remueve para que se funda y obtendrás una mezcla homogénea, Reserva y deja que se temple.

chocolate-blanco-nata

En un recipiente echa la nata y móntala.

Comprueba la temperatura del chocolate blanco y, si está tibio o más bien frío, será el momento de volcarlo sobre la nata. Con una espátula haz movimientos envolventes para ir incorporándolo poco a poco y que no se baje la textura. En cuanto lo tengas, reserva.

chocolate-blanco-nata

Separa las yemas de las claras y, estas últimas, las echas en un recipiente para montarlas bien a punto de nieve. No tires las yemas, puedes utilizarlas para hacer unas deliciosas natillas, una crema pastelera, crema catalana o unos impresionantes huevos benedict.

mousse-chocolate-claras-nieve

Cuando tengas las claras montadas (si vuelcas el recipiente no va a caer nada) las echas sobre la mezcla del chocolate blanco y, con mucha suavidad, vas incorporándolas. Puede llevarte tiempo pero es importante la paciencia y la suavidad para que no pierda la textura espumosa.

Echa la mousse sobre cada uno de los recipientes y lo metes en la nevera para que coja más consistencia. Calcula que unas tres horas aproximadamente y después ya puedes disfrutarlas.

loadInifniteAdd(44636);

mousse-chocolate-blanco

Vídeo receta:

Esta receta la hemos sacado del Canal Cándido, os lo recomiendo mucho, explican muy bien cómo hacer recetas muy básicas y el sabor siempre es estupendo. Sé que vais a ver al cocinero montando todo a mano pero os recomiendo las varillas, es todo un cambio y aseguran el punto de la espuma: