Mousse de chocolate y mascarpone

SaborGourmet.com

El mousse de chocolate y mascarpone es un postre facilísimo de preparar, con una textura muy suave y un delicioso sabor a chocolate que resulta irresistible. Te contamos cómo hacer esta receta de mousse en casa y tener un postre inolvidable en pocos minutos.

Receta de mousse de chocolate y mascarpone

La receta de hoy no es el típico mousse súper esponjoso y aireado, aunque sí os puedo decir que este mousse de chocolate y mascarpone tiene una textura muy cremosa, ligeramente aireada y que cada cucharada es una maravilla para los sentidos.

Además, una de las grandes ventajas de esta receta es que la puedes tener lista en menos de 30 minutos, lo que implica que puedes hacerla incluso para los días de visitas inesperadas. Aunque, eso sí, se recomienda refrigerar la mousse de chocolate y mascarpone para que se asiente.

Tradicionalmente, las mousse llevan claras montadas para que coja aire y quede esa textura tan llamativa. En este caso también vamos a montar las claras, para lo que os recomiendo que utilicéis huevos muy frescos o claras pasteurizadas (las tenéis el supermercado) para hacerlo. Se pueden hacer manualmente, aunque lleva más trabajo, o podéis utilizar unas varillas eléctricas que son más cómodas.

ANUNCIO

Otra cuestión más ¿vale el chocolate normal o mejor chocolate de cobertura? La diferencia entre ambos es que el chocolate de cobertura tiene mayor cantidad de manteca que la tableta pensada para comer directamente, por lo que si puedes opta por la cobertura para hacer esta mousse de chocolate y mascarpone.

Mousse de chocolate y mascarpone – Ingredientes

  • 250 gr. queso mascarpone
  • 125 gr. de cacao en polvo 100% sin azúcar
  • 3 huevos
  • 340 de nata líquida para montar
  • 165 gr. de chocolate de cobertura
  • 85 gr. azúcar
  • Una pizca de sal

Cómo hacer mousse de chocolate y mascarpone

En un recipiente de tamaño medio (el mío es pequeño) pon la nata y el cacao en polvo, remueve para que se mezcle ligeramente. Incorpora el queso mascarpone y mézclalo con unas varillas hasta conseguir una textura homogénea.

Derrite el chocolate de cobertura. Para ello puedes hacerlo al baño maría o al microondas en tiempos muy cortos. En cualquiera de las opciones es importante que tengas en cuenta que en cuanto se haya derretido la mitad del chocolate, solo utilizando el propio calor que ya ha adquirido el chocolate y el recipiente, probablemente podrás derretir el resto con unas varillas y aprovechando el calor residual. Esto es ideal para evitar que se queme y favorecer que se atempere más rápido y puedas seguir con la receta.

Mientras se atempera el chocolate, pon las claras -reserva las yemas para otra receta- en un recipiente con el azúcar y la sal. Se recomienda que primero las batas un poquito con un tenedor y después ya metas las varillas eléctricas hasta conseguir un merengue firme.

Añade el chocolate templado a la mezcla de mascarpone e intégralo.

Con ayuda de una espátula, ahora es el momento que mezcles el mascarpone chocolateado con el merengue. Lo ideal es que vayas incorporando la mezcla de mascarpone poco a poco y con una espátula, así podrás evitar que pierda aire. Recuerda que siempre has de hacer movimientos suaves y envolventes, así hasta conseguir que esté todo homogéneo.

Reparte en los vasitos o recipientes escogidos y golpea suavemente la base para que la mezcla vaya cayendo, asentándose por igual. Envuelve el recipiente y lo metes en la nevera hasta que tengas que servirlo. Si quieres, cuando lo vayas a presentar, puedes añadirle algún otro ingrediente como galletas troceadas, nata montada, frutos rojos o frutos secos picados.

Otras receta que te pueden gustar son:

5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar