Pastel de salmón y calabacín

El pastel de salmón y calabacín es una receta maravillosa puesto que puedes servirlo recién hecho o comerlo frío, por lo que es ideal tanto para las comidas de invierno como las de verano, como plato principal o como aperitivo, al igual que ser idóneo para el táper del trabajo. Os contamos cómo prepararlo paso […]
SaborGourmet.com

El pastel de salmón y calabacín es una receta maravillosa puesto que puedes servirlo recién hecho o comerlo frío, por lo que es ideal tanto para las comidas de invierno como las de verano, como plato principal o como aperitivo, al igual que ser idóneo para el táper del trabajo. Os contamos cómo prepararlo paso a paso.

Receta de pastel de salmón y calabacín

Los pasteles salados me chiflan puesto que son facilísimos de hacer, requieren de muy poco tiempo de preparación y puedes combinar tantos ingredientes como gustes o ir variando los pasteles en función de lo que tengas en la nevera. En esta ocasión, hemos preparado un pastel de salmón y calabacín maravilloso como un primer plato o un tentempié caliente, todo depende de cómo lo presentes y el menú que tengas pensado.

Si nunca has probado la combinación entre el salmón y calabacín va a sorprenderte ese toque mar y tierra, el salmón que es más sabroso y el calabacín que con su suavidad lo hace un bocado estupendo.

Además, este pastel de salmón y calabacín lo puedes servir recién salido del horno o puedes dejarlo para horas más tardes ¡o para el día siguiente! Si te lo planteas como un pastel en frío, la verdad es que puede ser la perfecta oportunidad de comer un buen bocado en el trabajo, en un picnic o para variar las típicas ensaladas.

Pastel de salmón y calabacín – Ingredientes

ANUNCIO

Para 1 persona plato único o 2 – 4 como aperitivo

  • 100 – 150 gr. salmón ahumado
  • 1/2 calabacín
  • 1 huevo
  • 65 de nata líquida
  • 10 gr. de harina
  • 1/2 cucharadita de curry
  • Pimienta recién molida

Cómo hacer pastel de salmón y calabacín

Precalienta el horno a 180º.

ANUNCIO

Lava y pela el calabacín. Puedes hacerlo láminas con una mandolina o cortarlo con un cuchillo, no hace falta que quede extrafino. Colócalo sobre una fuente de horno que hayas engrasado ligeramente con aceite y lo introduces durante 10 minutos.

Mientras tanto, en un bol mezcla el huevo con la nata, el curry, la harina y la pimienta recién molida. En mi caso, no he echado sal y me ha quedado estupendo, pero valora tú en función del salmón ahumado que tengas. Mézclalo todo bien y reserva.

En función de los comensales que seáis, escoge un molde adecuado pero estrecho, puesto que cuanto más elevado más bonito queda el pastel. Echas una cucharada de la mezcla de huevo, colocas una capa de calabacín, otra de salmón y cubres con otra capa de huevo, así hasta que se acaben los ingredientes, o en mi caso hasta formar tres capas.

Lo metes al horno entre 20 y 40 minutos, todo depende de la altura del pastel que hayas preparado. Verás cómo va cuajando y va adquiriendo un tono dorado en la parte superior.

ANUNCIO

Una vez lo tengas, lo puedes servir caliente y recién hecho o puedes dejarlo enfriar a temperatura ambiente, después guardarlo en la nevera y servir cuando gustes.

Otras recetas con salmón ahumado que pueden gustarte son:

5.00 / 5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar