Escrito por Tendenzias

Patatas con tomate

Hoy en Sabor Gourmet descubriremos una nueva receta sencilla y espectacular para que podáis preparar las patatas a un estilo único.

La patata ocupa un lugar preferente en la dieta mediterránea, es difícil encontrar un hogar donde este alimento no sea uno de los más consumidos, no como plato principal pero sí como un complemento imprescindible con cualquier tipo de comida, ya san pescados, carnes o vegetales.

Hay diferencia en la calidad de la patata dependiendo no sólo de la zona sino de la humedad y las horas de sol que haya habido durante ese año. La salud y los nutrientes de la tierra son un aspecto fundamental para lograr unas buenas patatas, eso sí, cuando uno ha probado una patata exquisita, enseguida diferenciará la calidad del resto y las comidas se harán más o menos apetecibles.

Hoy vamos a preparar un gratinado de patatas con tomate que está para chuparse los dedos.

Ingredientes

Para 4 personas:

  • 500 gramos de patatas
  • 500 gramos de tomate
  • Sal
  • 1 manojo de perejil
  • 1 diente de ajo
  • Aceite para engrasar la fuente
  • 2 cucharadas de salsa piri piri (chile muy picante)
  • 5 cucharadas de aceite de oliva
  • Zumo de limón
  • Guindilla en polvo

Preparación

El primer paso será lavar las patatas, quitándole bien la tierra y las pondremos a cocer sin pelar en un recipiente lleno de agua con sal, lo dejaremos cocer durante 15 minutos. Lo ideal es que no estén cocidas del todo, estarán en su punto cuando estén casi hechas pero necesitamos que se queden un poco duras.

Una vez pasado este tiempo, escúrrelas y deja que se enfríen un poco. Más tarde, las pelas y cortas en rodajas no muy gruesas.

A continuación, lava todos los tomates y haz un corte en forma de cruz, extrae la parte del nacimiento del rabito y escáldalos en agua hirviendo. Una vez ya los tengamos, pélalos, quita las pepitas y corta la pulpa en pequeños dados.

Lava el perejil, sécalo y pícalo, De igual manera, pela y pica el ajo, lo echas todo por encima y pones a calentar el horno a 200º.

La fuente que hayas escogido para preparar el gratinado de patata, la engrasas con el aceite y colocas en ella las patatas (la idea es que luego se vayan formando varias capas). Las aliñas con la salsa piri-piri (una salsa de chile picante).

En un vaso, mezclas un poco de perejil, el ajo, tres cucharadas de aceite de oliva y algo de zumo de limón, lo mezclas bien y viertes la mitad del contenido por encima de las patatas.

Por encima de, vamos colocando capas de tomate y de nuevo, patata. Las cubrimos con el resto de la salsa que acabamos de prepara a base de aceite, perejil y el resto de los ingredientes.

Para terminar, se aliña con las cinco cucharadas de aceite y se condimenta con un poco de sal y guindilla.

Lo único que queda es hornear el gratinado en el horno durante 40 minutos y a comer!

A continuación, os dejamos un vídeo en el que podréis ver como utiliza la mezcla de la patata con el tomate. ¿Cuántas recetas conoces que incorporen a ambos?

Fuente: NGV cocina vegetariana

Imágenes: cocinerosdeverdad.com, lacocinadeedu.com

SaborGourmet.com

Newsletter