Escrito por

Petit suisse de chocolate casero

El petit suisse de chocolate casero es un postre delicioso y que puedes preparar fácilmente en casa, sin grandes complejidades ni pasar mucho tiempo en la cocina. Requiere reposo, así que calcula bien los tiempos y, a continuación, te contamos el paso a paso para hacerlos en casa fácilmente.

Petit suisse de chocolate casero

¿Sabías que el petit suisse (pequeño suizo) es un queso fresco francés, de la región de Normandía? Nos hemos acostumbrado tanto al postre comercial “Petit suisse” o ya Danonino, que me ha resultado interesante saber que existe un queso fresco de vaca con este nombre.

Tuvimos nuestro primer encuentro con los petit suisse caseros de causalidad, preparando la tarta de queso y fresa sin horno que nos recordó tanto el relleno a su variante de fresa. En esta ocasión, ya nos hemos dejado de casualidades y hemos ido directos a por los petit suisse de chocolate casero, a los que teníamos muchas ganas de hacer su preparación casera.

A pesar de que la preparación es rápida y sencilla, será imprescindible prepararlos con antelación pues tienen que reposar un mínimo de 6 horas. Si contáis con un poco más de tiempo, lo ideal es hacerlos de un día para otro y veréis que la textura como el sabor es mucho mejor.

Para conseguir unos petit suisse de chocolate con un sabor más auténtico es importante usar chocolate negro y evitar el chocolate con leche. La cantidad de cacao os lo dejo a vuestro gusto, siempre podéis echar una cucharadita de chocolate en polvo sin azúcar para potenciarlo pero tened en cuenta que tanto lácteo va a rebajar su sabor.

Petit suisse de chocolate casero – Ingredientes

Aproximadamente entre 15 petit suisse, depende un poco del molde:

  • 180 gr. chocolate (nosotros, 82% cacao)
  • 500 ml de nata fresca para montar
  • 500 ml de queso mascarpone o queso crema (tipo Philadelphia)
  • 220 gr. de azúcar

Petit suisse de chocolate casero – Preparación

Pon la nata en un cazo con el azúcar y lo pones al fuego. Remueve con unas varillas y lleva a ebullición, tiene que estar el azúcar perfectamente disuelta. Apaga y retira del fuego.

Añade a la mezcla el chocolate troceado y continúa removiendo con las varillas hasta que tengas una crema homogénea y no haya ni un trocito de chocolate sólido.

A continuación, sólo que añadir el queso crema que hayas escogido. Nosotros hemos utilizado el mascarpone y sólo hay que continuar removiendo con las varillas hasta que se disuelva y no quede ni un grumo.

Rellena los moldes que tengas preparados con la crema y lo metes en la nevera un mínimo de seis horas. Después, ya sólo queda disfrutar a cucharaditas.

Otras recetas que te pueden resultar interesantes: