Escrito por

Piononos

Exquisito postre cuyos orígenes se remontan a la ocupación musulmana de Granada. Debemos agradecer a los habitantes del pueblecito de Santa Fé la conservación de esta receta por encima de los cambios religiosos posteriores.

Pionono

Imagen Tamorlan

Ingredientes para 4 personas:

Para el bizcocho:

  • 300 gr. de azúcar
  • 150 gr. de harina de fuerza usada en panadería
  • 9 huevos grandes

Para el relleno:

  • ½ l. de leche
  • 1 cáscara de limón
  • 100 gr. de azúcar
  • 4 yemas de huevo
  • 1 cucharada de harina fina de maíz

Para el almíbar:

  • 150 gr. de azúcar
  • 100 cl. de agua
  • 100 cl. de ron

Preparación:
Prepararemos primero la crema pastelera del relleno, para que se vaya enfriando poniendo a hervir la leche con una corteza de limón y los 100 gr. de azúcar. Cuando rompa ha hervir añadiremos la cucharada de harina de maiz mezclada con las cuatro yemas de huevo, templándolo antes con dos cucharadas de leche caliente. Dejaremos hervir tres minutos y dejaremos enfriar.

Ahora prepararemos el bizcocho, separarando primero las claras de las yemas de los huevos en dos boles bastante grandes.

En el bol de las yemas añadiremos la mitad del azúcar y batiremos bien hasta obtener una crema ligera y espumosa de un ligero color amarillo. A continuación poco a poco añadiremos la harina tamizada removiendo con movimientos envolventes con una espátula.

Una vez conseguida la masa, montaremos las claras a punto de nieve. A medida que vayan subiendo, iremos añadiendo la otra mitad del azúcar poco a poco para que sean más consistentes.

Cuando hayamos obtenido el merengue, solo nos quedará mezclar los dos preparados. Añadiremos el merengue al bol de la masa, primero dos o tres cucharadas y mezclaremos bien para estabilizar un poco las texturas, y después añadiremos el resto mezclando bien con movimientos envolventes sin batir ya que si batimos desmontaremos el merengue.

Extenderemos la masa en una o varias capas de medio centimentro de espesor en planchas de horno previamente forradas con papel de horno para que no se pegue la masa. Las coceremos en el horno precalentado a 170 grados durante unos 15 a 20 minutos.

Retiraremos del horno y mojaremos el bizcocho con un poco de almibar frío, hecho de calentar los 150 gr. de azúcar, con el agua y el ron. Una vez bañadas extenderemos la crema pastelera y espolvorearemos con canela molida.

A continuación cortaremos en tiras de unos dos dedos de ancho y las enrollaremos colocándolas en pie sobre una placa. Pondremos sobre cada rollo un poquito más de crema pastelera y espolvorearemos con un poco de azúcar y los gratinaremos a horno fuerte unos pocos segundos.

SaborGourmet.com

Newsletter