Escrito por

Pollo con leche de coco y curry

Pollo con leche de coco y curry, una receta exótica con la que disfrutar de un plato sensacional. Una receta fácil de preparar en casa, con una salsa cremosa y que os mostramos lo sencilla que es con este paso a paso.

Pollo con leche de coco y curry

Son muchísimas las recetas que podéis utilizar para preparar un buen plato de pollo en casa, tal y como habéis podido ver en nuestro recopilatorio de las mejores recetas de pollo, y en esta ocasión os proponemos una receta exótica: Pollo con leche de coco y curry.

Una de las recetas más similares es el pollo con salsa tikka masala, que lleva nata líquida, pero en esta receta os proponemos utilizar leche de coco para darle tanto textura como sabor y aroma.

Nosotros hemos acompañado el pollo con leche de coco y curry con cuscús pero podéis utilizar otro tipo de ingredientes, como la quinoa o el arroz. Si optáis por el arroz tenéis la opción de escoger el basmati o el arroz salvaje.

Pollo con leche de coco y curry: Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo
  • 300 ml de leche de coco
  • 2 cucharaditas de curry
  • 4 chalotas o 1 cebolla
  • 2 cucharadas de harina
  • 40 gr. de mantequilla
  • 1 vasito de cuscús
  • Sal

Cómo hacer Pollo con leche de coco y curry

Pela las chalotas y las cortas en trocitos pequeños.

Pon un chorrito de aceite de oliva en una sartén y la mantequilla, hasta que esté derretida. En ese momento tiene que añadir las chalotas picadas, con un poquito de sal, hasta que esté bien sofrita.

Limpia las pechugas de pollo, retirando cualquier resto de grasa que pueda tener. Córtalas en dados que sean lo más simétricos posibles. Cuando la cebolla esté lista, sólo tienes que echar el pollo y dorarlo.

Añade sobre el pollo la sal, las cucharaditas de curry y la harina, remueve para que se impregne todo bien.

A continuación, echa la leche de coco, remueves un poco y lo dejas que se haga poco a poco. Revuelve de vez en cuando, hasta que la salsa esté cremosa.

Mientras tanto puedes preparar el cuscús. En un vaso pones la cantidad de cuscús que quieras y la misma cantidad en otro vaso de agua. Calientas el vaso durante un par de minutos en el microondas y, cuando esté caliente, lo añades sobre el cuscús y lo tapas.

Una vez que esté todo listo, sólo tienes que servir y a disfrutar.

Otras recetas que os pueden parecer interesantes son:

Receta vista en Il Cucchiaio d’Argento