Escrito por

Puerros con jamón al horno

Los puerros con jamón al horno son un plato ligero, nutritivo, sano y muy fácil de hacer. Le hemos dado un toque al horno para que se gratine el queso y todos los ingredientes queden bien mezclados. Veréis que con este sencillo paso a paso, y lo rico que está, se va a convertir en una de vuestras recetas habituales.

Puerros con jamón al horno

La preparación de los puerros con jamón al horno es verdaderamente sencilla y es la oportunidad de comer un plato sano, diferente y muy fácil de preparar tanto entre diario como en fin de semana. Si es uno de esos días en los que tienes menos tiempo y no puedes ponerte a hacer una bechamel, pues sin la salsa, echas más queso y listo.

Lo puedes presentar de múltiples formas, como un primer plato ligero o como un tentempié, puesto que los puerros son un ingrediente ligero y de mucho sabor. La combinación con el jamón le da un toque de sabor muy rico y, si le sumáis el toque crujiente del queso gratinado, esto es algo sensacional.

Puerros con jamón al horno: Ingredientes

  • Puerros
  • Jamón cocido o serrano (al gusto)
  • Queso para gratinar
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Salsa bechamel
    • Harina
    • Leche
    • Mantequilla
    • Nuez moscada

Puerros con jamón al horno: Preparación

Lo primero va a ser limpiar los puerros. Para ello, primero corta la base de los mismos y la zona superior (las hojas verdes). No tienes porqué retirar todas las hojas verdes, sólo aquellas que veas que son más duras o están dañadas. Una vez lo tengas, haz un corte a lo largo del puerro, que no sea muy profundo, para poder retirar las hojas externas que estén más dañadas.

Pásalo por abundante agua para eliminar cualquier rastro de tierra, ya que ésta vez no podemos partirlo a la mitad para lavarlo bien.

Para saber por dónde cortar, he utilizado la medida del ancho del molde que iba a utilizar, vosotros coged la medida que más os guste.

Pon una sartén al fuego con una gotita de aceite, cuando esté caliente añades los cilindros de puerro y los doras, que cojan un poquito de color. Una vez lo tengas, lo cubres de agua y dejas que se cuezan durante unos 5 – 7 minutos, en función del grosor del puerro.

Cuando estén listos, retira todo el agua posible de los puerros y los colocas en un molde apto para el horno.

Colocas unas lonchas de jamón cocido por encima, unas cucharadas de salsa bechamel (aquí tenéis la receta con el paso a paso “cómo hacer salsa bechamel“) y un poco de queso para gratinar.

Lo metes al horno, previamente precalentado a 200º hasta que los sabores se combinen y el queso se gratine.

Retira y sirve.

Otras recetas con puerros que os pueden resultar interesantes son: