Escrito por

Queso provolone al horno con tostas especiales

Esta receta es facilísima de preparar pero la explosión de sabores que os propongo os va a resultar inesperada. En sólo una palabra ¡Impresionante!

queso provolone con tostas especiales

En anteriores recetas os hemos contado cómo preparar el queso provolone al horno y en esta receta lo hemos preparado más o menos igual, pero con algunos retoques que creo que os pueden resultar interesantes y que a nosotros nos han encantado en casa.

Por ejemplo, la salsa de tomate casera la cambiamos por una salsa de tomate pomodoro del Lidl, la probamos antes para ver qué tal estaba e impresionante. Con la mezcla del queso provolone al horno ha sido sensacional.

Ingredientes:

  • Una rodaja de queso provolone
  • 4 cucharadas de salsa de tomate pomodoro
  • Albahaca fresca
  • Orégano fresco
  • Pimienta molida
  • Rebanadas de pan
  • Aceite especiado casero*
    • Una ramita de romero
    • 2 dientes de ajo
    • 2 guindillas
    • 5 bolitas de pimienta negra
    • 1 hoja de laurel
    • 250 ml Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

Si queréis hacer la salsa pomodoro en casa, es fundamental que siempre utilicéis tomates rojos muy maduros para conseguir ese sabor especial y, si tenéis vino barolo en casa, echarle un poquito para darle ese toque italiano.

Pon el horno a precalentar a una temperatura de 220 grados.

En una cazuela de barro poner las cucharadas de salsa de tomate, colocáis la rodaja de queso provolone encima y lo espolvoreáis con orégano y albahaca fresca picada, añade también un poco de pimienta molida por encima.

Cortar unas rodajas de pan fresco o duro, lo que tengáis en casa, que sean unas rodajas de poco más de un centímetro de grosor y las colocáis en la rejilla del horno junto con la cazuela del queso provolone. La idea es tostarlas y que queden bien crujientes.

En 10 o 15 minutos suele estar preparado tanto el plato como el pan bien tostado. Hemos echado un chorrito de aceite en cada uno de las tostas que le ha dado un toque picante, con el crujiente y el sabor del queso provolone ha sido impresionante.

queso provolone horno

*Este aceite especiado es una inspiración del que te ponen en el restaurante Ginos, no sabemos las cantidades pero nos encantó al tomarlo allí así que probamos a hacerlo en casa. En un bote de aceite de oliva de 250 ml añadimos todos los ingredientes que os indicamos arriba y lo dejamos reposar durante un mes, ahí se mezclaron los sabores y los olores para dar como resultado algo impresionante. Podéis añadir más o menos cantidad de estos ingredientes según lo fuerte e intenso que lo queráis en sabor.

queso provolone al horno