Receta de Berenjenas Hasselback

Las berenjenas Hasselback no es otra cosa que una berenjena cortada en rodajas, pero no del todo, y rellena de lo que tú quieras. Sí, es otra versión de la original, que son las patatas Hasselback. Te contamos y mostramos lo sencillo que es preparar esta deliciosa receta en casa. Cómo hacer Berenjenas Hasselback Una […]
SaborGourmet.com

Las berenjenas Hasselback no es otra cosa que una berenjena cortada en rodajas, pero no del todo, y rellena de lo que tú quieras. Sí, es otra versión de la original, que son las patatas Hasselback. Te contamos y mostramos lo sencillo que es preparar esta deliciosa receta en casa.

Cómo hacer Berenjenas Hasselback

Una de las grandes ventajas que aportan las berenjenas es que tienes infinidad de maneras de prepararlas, de combinarlas y todo tipo de formas de cocción de tenerlas listas. Si nos seguís desde hace tiempo, es posible que hayáis probado ya nuestras berenjenas a la parmesana o berenjenas al horno con salsa de tomate o la receta de berenjenas al horno con miel, entre tantas otras opciones.

Las berenjenas Hasselback simplemente son otra forma más de disfrutar de esta verdura y hacer una presentación curiosa a la vista, combinada con ingredientes que ya son un clásico en esta casa – y probablemente en la de todos – una buena salsa de tomate y queso fundente.

ANUNCIO

Habréis visto que en otras recetas hemos optado por usar mozzarella fresca y queda de maravilla, salvo porque suele perder líquido y que, al tener salsa de tomate al fondo, hemos preferido optar por otro tipo de quesos suaves, de vaca, que fundan pero sin dicho inconveniente.

Berenjenas Hasselback – ingredientes

  • 400 gr de tomate triturado
  • 1 cebolla pequeña
  • 1/2 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 rama de apio
  • Albahaca fresca
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 berenjena grande
  • Queso en lonchas
  • Pan rallado
  • Mantequilla

Cómo hacer berenjenas Hasselback

Comienza preparando la salsa de tomate.

ANUNCIO

  1. Para ello, pon una cacerola al fuego con un chirrido de aceite de oliva y, cuando esté caliente, añades la cebolla troceada con un poquito de sal.
  2. Mientras tanto, pela un diente de ajo y lo cortas pequeñito, lo añades a la cacerola y dejas que se haga poco a poco.
  3. Cuando esté transparente la cebolla se añade la zanahoria pelada, lavada y troceada. Lo mismo con el apio, hay que lavarlo, quitarle las hebras (se consigue haciendo un corte en diagonal sobre las puntas y se tira suavemente con el cuchillo hacia abajo), trocearlo y añadirlo a la cacerola para que se sofría.
  4. Cuando esté todo blandito, se añade el tomate triturado junto con la albahaca y se deja hacer a fuego suave.

Mientras tanto, lava la berenjena y la cortas en rodajas pero sin cortarlas del todo. Una manera en la que puedes hacerlo más sencillo es atravesándolas en la base con un palo de brocheta, de esta forma solo tienes que cortar hacia y te aseguras que no te pasas en ningún corte.

Una vez las tengas, echas sal en el interior de cada rodaja y las dejas sudando unos 15 minutos. Pasado este tiempo, las lavas con abundante agua para que pierda toda la sal.

Pon el horno a calentarse a 180 grados.

En el fondo del recipiente que vayas a usar echas la salsa de tomate. Encima colocas la berenjena y entre las rodajas vas colocando trozos del queso que hayas elegido. Puede ser entre todas las rodajas o solo cada dos, como tú prefieras.

También puedes meter dentro hojas de albahaca fresca, lo que le va a dar un toque sensacional.

ANUNCIO

Lo metes al horno cubierto con papel de aluminio o papel vegetal durante unos 20-30 minutos, retiras el papel y lo dejas hasta que se dore. Si las berenjenas son muy grandes aumenta el tiempo de horno y pínchalas antes de sacarlas para comprobar que están bien tiernas.

Retira con cuidado, sirve y a disfrutar bien calentito.

Otras recetas que te pueden gustar:

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar