Escrito por Tendenzias

Receta de pisto casero

El pisto es una de esas recetas que uno tiene que saber preparar porque puede ser un plato único o un perfecto acompañante de múltiples platos, desde carnes a unos huevos fritos.

receta pisto

Las verduras son necesarias en nuestra alimentación y a veces no le damos el valor necesario o nos cuesta incorporarlas a nuestros hábitos alimenticios. Por esta razón, ya que estamos haciendo recetas para el #PlanVidaSaludable, he pensado que ésta no podía faltar tanto por el sabor como por el juego que da en la cocina.

Hay muchos tipos de pisto (andaluz, manchego y el que cada uno hace en su casa después), aquí os dejo una receta increíblemente sencilla para prepararlo en el que todas las verduras van en crudo. También podéis pochar primero la cebolla y después el resto de verduras pero si vais mal de tiempo, todo junto también queda bien.

Ingredientes:

  • 1 cebolla grande
  • 3 pimientos rojos
  • 3 pimientos verdes
  • 1 calabacín
  • 2 botes de tomates triturados
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Azúcar

Preparación

En primer lugar, vamos a preparar todos los ingredientes: lavamos los pimientos y el calabacín, limpiamos la cebolla y el ajo, troceamos todo. Reservamos.

aceite carbonell

En una cacerola echamos un buen chorro de aceite de oliva Carbonell, cuando esté caliente añadimos todas las verduras en crudo, salamos.

verduras

Si tenemos la salsa de tomate preparada con anterioridad reservamos, sino echamos el tomate troceado con un poco de azúcar para combatir la acidez del tomate, removemos bien y tapamos la cacerola. Lo dejamos durante unos 20 minutos.

Pasado este tiempo, cuando las verduras ya comienzan a estar más cocidas, prueba la salsa de tomate para comprobar si hay que rectificar las cantidades de azúcar y de sal, a mí me gusta echarle también un toque de pimienta molida pero cuando ya tengo bien pillado el punto de la salsa de tomate.

pisto verduras

Una vez que las verduras estén listas, lo único que queda es disfrutarlo y saborearlo. Como os decía podéis comerlo así sólo o preparar otro plato para que sea un excelente acompañamiento.

¡A disfrutar!

pisto casero

SaborGourmet.com

Newsletter