Escrito por

Soufflé de chocolate caliente

El soufflé es un plato ligero que se elabora al horno hecho con huevo (especialmente las claras de éstos) batidos y combinados con diversos ingredientes. Se sirve como un plato principal, pero generalmente se emplea como un postre.

Soufflé de chocolate caliente

He aquí la receta de un delicioso soufflé de chocolate caliente, el cual es muy sencillo de elaborar, sobre todo si se tienen en cuenta los siguientes consejos: los soufflé tradicionalmente se realizan en un molde redondo con paredes altas y rectas, no debemos abrir nunca el horno antes de su cocción para evitar que se baje y luego de su cocción debemos apagar el horno y dejarlo reposar unos minutos dentro de él.

Además, es aconsejable que sirvamos el postre de inmediato luego de sacarlo del horno, ya que con el transcurso de los minutos el soufflé achica su volumen y de esta forma varía completamente su presentación. Una vez leídos estos consejos, pon manos a la obra y sorprende a tus seres queridos con un postre delicioso y original.

Ingredientes:

– 2 cucharadas de almendras molidas
– 150 gramos de chocolate negro troceado
– 4 cucharadas de café
– 2 cucharaditas de harina
– 100 gramos de azúcar extra fina
– 4 huevos grandes (separar las claras de las yemas)
– Helado de vainilla para servir

Salsa

– 150 ml de nata líquida
– 100 gramos de chocolate negro troceado
– 2 cucharadas de café

Preparación:

Precalentar el horno a 190ºC. Engrasar seis moldes para soufflé de 200 ml y repartir en ellos las almendras. Fundir el chocolate con el café y dejar enfriar. Incorporar la harina, la mitad del azúcar y las yemas.

Batir las claras a punto nieve e ir añadiendo el resto del azúcar. Mezclar con el chocolate con movimientos envolventes. Volcar la preparación en los moldes. Cubrir los soufflés con papel aluminio y dejar aparte durante 1 hora aproximadamente.

Cocer la masa hasta que aumente su volumen y la corteza se encuentre firme. Por otro lado, para hacer la salsa se debe escaldar la nata en una cazuela, retirarla del fuego, añadirle el chocolate, remover y verter el café.

Cortar la parte superior de cada soufflé y servirlos con una bocha de helado y rociados en la salsa de chocolate.

Imagen de flickr