Escrito por

Tarta de espárragos y tomate

La tarta de espárragos y tomate es facilísima de hacer y con un sabor estupendo, con una variedad de quesos que la hacen sublime. Os contamos cómo hacerla paso a paso.

En este caso, hemos utilizado como masa la pasta filo pero no sabría deciros si me gusta más con este tipo de masa o con una masa brisa o masa quebrada, creo que los resultados son muy diferentes. Con la pasta filo vais a tener una tarta de espárragos y tomate muy crujiente, con una masa hojaldrada no hay tanto crujiente pero sí una masa que le da cuerpo y sabor.

Como vais a ver en los ingredientes, nos vinimos arriba y le echamos tres tipos de quesos: mozzarella, requesón y feta. El resultado es impresionante, porque a cada mordisco te llevas una sensación diferente de la tarta pero podéis utilizar uno solo o cambiarlos por algún queso que os guste más.

La verdad es que es una manera deliciosa de comerse unos espárragos verdes y hacer una presentación diferente, muy sabrosa y apta para todo tipo de comensales. Si tenéis peques en casa que resisten a lo verde, ésta es una buena opción para disfrutarlo.

Dicho esto, la preparación de la tarta de espárragos y tomate es verdaderamente sencilla de hacer y no implica ninguna complejidad.

Tarta de espárragos y tomate – Ingredientes

  • Masa brisa o pasta filo
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • Tomates cherry
  • Queso feta
  • Queso requesón
  • Queso mozzarella
  • Mantequilla
  • Pimienta negra molida
  • Orégano

Tarta de espárragos y tomate – Preparación

El primer paso va a consistir en escaldar los espárragos. Para ello, primero vamos a retirar la parte inferior más dura de los mismos y colocar una cacerola con agua con sal en el fuego, cuando estén caliente se añaden los espárragos y se dejan unos minutos hasta que estén semi tiernos.

Extiende la masa que vayas a utilizar. Si es masa filo verás que vienen diferentes hojas en el paquete. Pues bien, tienes que derretir un poco de mantequilla y con un pincel de cocina, pintar cada una de las capas, colocando unas sobre otras.

Sobre la masa escogida echa una buena capa de mozzarella y después coloca trocitos de requesón y feta por toda la superficie.

Coloca los espárragos verdes previamente escurridos sobre la superficie.

Lava los tomates cherry, los cortas a la mitad y los colocas también sobre la base del queso. Echa un poquito de pimienta negra por encima y orégano.

Introduce la tarta de espárragos y tomate en el horno previamente precalentado a 180 o 200º y déjalo en el horno hasta que el queso esté derretido y la masa dorada.

Lo retiras y sirves directamente.

También os puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos