Escrito por

Tarta de queso con nutella al horno

Si estás buscando La Tarta, no te pierdas esta tarta de queso con nutella al horno que es facilísima de hacer, con una textura cremosa absolutamente deliciosa y un sabor exquisito. Ya sabes que puedes cambiar la nutella por nocilla o la crema de cacao que te guste. Te mostramos el paso a paso.

Tarta de queso con nutella al horno

Hay una infinidad de posibilidades para preparar una tarta de queso, desde hacerla al horno o sin horno, a la gran variedad de ingredientes con las que se puede combinar. En este caso, hemos preparado una tarta de queso con nutella al horno es una auténtica maravilla. No sólo hablamos del sabor, también de la textura jugosa y cremosa del interior.

La preparación de esta tarta vais a ver que es increíblemente sencilla, sin grandes complicaciones y que no os va llevar mucho tiempo. Lo que sí que exige un poquito más de paciencia es el tiempo de horno y el tiempo de nevera, que hay que aguantar al menos dos horas (yo lo suelo dejar de un día para otro) antes de desmoldarla y disfrutar.

Si os gustan las tartas de queso al horno, os recomiendo mucho esta receta, para la que hemos utilizado un molde de 22 cm. Si queréis que la tarta os quede más alta, podéis añadir otros 150 gramos más de queso con la misma cantidad de huevo y, desde ahí, ya tendréis que ir calculando aumentar más queso y más huevo para que cuaje bien.

Tarta de queso con nutella al horno: Ingredientes

  • 200 gr. galletas tipo digestive
  • 100 gr mantequilla
  • 600 gr. queso crema tipo philadelphia
  • 120 gr azúcar
  • 2 huevos
  • 1 vaina de vainilla
  • 3 – 4 cucharadas de nutella

Tarta de queso con nutella al horno: Preparación

Para la preparación de la base de la tarta sólo tienes que moler las galletas y mezclarlas con la mantequilla derretida. Forra con papel de horno la base del molde donde vayas a preparar la tarta, echas las galletas con mantequilla y aplastas bien con una cuchara. Tienes que conseguir que quede una baste lo más uniforme posible.

En un recipiente alto echas el queso crema, el azúcar y los huevos. Ayúdate de unas varillas eléctricas para mezclarlo todo y que quede una crema homogénea perfecta.

Abre la vaina de vainilla, tal y como te explicamos aquí “cómo abrir una vaina de vainilla” y echas todo el interior a la mezcla. De nuevo, vuelve a batir con las varillas hasta que esté bien mezclado.

Vierte todo el contenido sobre la base de galletas, verás que es más densa que otro tipo de preparaciones de tarta de queso, por lo que no hay peligro de que se levante la galleta. Ayúdate de una espátula o una cuchara para extender todo el contenido del relleno, que quede también lo más uniforme posible.

Con una cucharilla pequeña hemos ido añadiendo un poquito de nutella en diferentes zonas de la tarta, no mucha cantidad. Con un palillo lo extiendes superficialmente, mezclándolo un poquito con la crema de queso y dejando las figuras que más te gusten.

Lo metes al horno previamente precalentado a 170º durante una hora, cuando lleve media hora lo bajas a 150º y dejas que siga cocinándose. Verás que los bordes adquieren un tono un poco más dorado y la zona central sigue blanca, como si tuviese un aspecto de flan cremoso pero cuajado.

Sácalo del horno, lo dejas enfriar y a la nevera un mínimo de dos horas. Después de la espera, llegará el momento de disfrutarla cucharada a cucharada.

Otras recetas que pueden interesarte son:

SaborGourmet.com

Newsletter