Escrito por

Tarta de queso y chocolate blanco

Si te gustan las recetas tradicionales de tarta de queso y si te gusta el chocolate ¿Te imaginas la combinación de sabores? Alucinante. Hoy en Sabor Gourmet compartimos contigo las recetas paso a paso para que puedas hacerla en cualquier momento y disfrutar del mejor sabor.

Tanto las tartas de queso fresco como las de chocolate blanco, son perfectas para combinar con frutas como las fresas, frutas del bosque, frutos rojos y por supuesto, sus derivados como mermeladas, salsas y siropes.

Ingredientes

  • 200 gramos de galletas

  • Cacao (opcional)

  • 80 gramos de mantequilla

  • 500 gramos de queso crema

  • 250 gramos de chocolate blanco

  • 80 ml. de nata 35% de M.G.

  • 70 gramos de azúcar

  • 3 hojas de gelatina neutra

  • 8 ml. de extracto de vainilla

  • Frambuesas, frutos rojos o fresas como opcional

Preparación

Base

  • Para preparar la base sólo necesitas triturar las galletas, si quieres disfrutar de un contraste excepcional te recomiendo que le añadas unas cucharadas de cacao a las galletas o bien, que compres galletas con chocolate incluido tipo Oreo.

  • Cuando estén trituradas, derrite la mantequilla y mézclalo con las galletas para formar la base.

  • Una vez la tengas, extiéndelo por el recipiente y aplástalo con ayuda de una cuchara. Reserva

Crema

  • El primer paso para comenzar a hacer la crema es derretir el chocolate blanco al baño maría, para ello lo trocearemos y lo pondremos en un bol, ponemos un cazo con agua a hervir y colocamos el bol dentro.

  • Volcamos todo el queso crema sobre un recipiente. Para poder trabajarlo mejor podemos sacarlo unos minutos antes para que ablande, aunque no suele ser muy duro.

  • Añade el azúcar al queso y comienza a batirlo de manera envolvente para que el azúcar llegue a todo el queso. Puedes hacerlo con varillas manuales, eléctricas o con batidora, lo que más sencillo te resulte.

  • A continuación, añade la gelatina diluida, la nata y el chocolate derretido a la crema de queso, mézclalo bien para que todos los ingredientes queden bien integrados.

  • Es el siguiente paso es volcar la mitad de la crema sobre la galleta con ayuda de una cuchara que acercaremos al bol para que no se levante la galleta. Sólo la mitad, para que puedas echarle las frutas que quieras y luego lo cubres con el resto de la crema.

  • Es una decisión de gustos, puedes incorporar las frutas a la mitad o hacer una tarta sólo de queso y chocolate.

  • Finalmente, deja que la tarta se enfríe e introdúcela en el frigorífico hasta que cuaje. Lo mejor es que la dejes durante 24 horas y cuando quieras servirla añade unas frutas frescas o mermelada para llenarla de color y sabor, un fantástico plato frío que te sorprenderá.

SaborGourmet.com

Newsletter